Ante la grave situación hídrica y las altas temperaturas, el Municipio, desde las áreas de Servicios Públicos y Control Urbano, profundiza los controles sobre el uso racional del agua. En este contexto, se labran actas de comprobación ante personas que derrochan agua en la vía pública, como por ejemplo en lavado de veredas, vehículos o desagote de piletines o piletas.

“Es momento de tomar conciencia del uso racional del agua potable. El cuidado es una responsabilidad de todos ya que con pequeños cambios en nuestros hábitos podemos contribuir a mejorar esta problemática”, sostuvo Pablo Falcón, director de Control Urbano.

Entre algunos consejos y recomendaciones desde el área sugieren: no utilizar mangueras conectadas directamente al suministro, lavar el auto, moto o bicicleta con trapos húmedos o recogiendo el agua en un balde, y no dejar las canillas abiertas ni goteando.

Cabe destacar que las denuncias pueden realizarse también en la línea 147 del Sistema de Atención al Vecino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here