Cuidadores de la Casa Común brinda herramientas para que los chicos crezcan como emprendedores

0

Victoria.- Cuidadores de la Casa Común es un programa que busca contener y ayudar a desarrollarse a jóvenes que lo necesiten. Entre otras cosas, esta red de organizaciones sociales integra a través de generación de oportunidades laborales y distintas capacitaciones. Este programa funciona hace más de cinco años en Victoria, específicamente en el Quinto Cuartel. A este respecto, Sofía Caraballo, la coordinadora de Cuidadores de la Casa Común, habló con Paralelo 32.

—¿Qué es Cuidadores de la Casa Común y cuándo surgió?

—Cuidadores de la Casa Común surgió hace cinco años de la encíclica del Papa Francisco que habla de cuidarse a uno mismo, al barrio y, más que nada, a la casa común. A partir de eso se presentó un proyecto y se realizó una prueba piloto que funcionó en el país. En Victoria hace cinco años que existe Cuidadores de la Casa Común. El programa está pensado para chicos sin estudios, gracias a esto, mucho de nuestros cuidadores pudieron terminar la secundaria y graduarse. De hecho, al día de hoy contamos con chicas que son maestras jardineras y personas que están estudiando terciarios. También, el programa se creó para las madres jóvenes, aquellas olvidadas por el Estado. El programa se trata de que los chicos puedan ser autónomos y que puedan crecer como emprendedores. Somos como una gran familia. Los chicos se capacitan en oficios, gracias al Estado provincial hemos conseguido herramientas para actividades comunitarias y emprendimientos personales. Tenemos varios proyectos vigentes.

Seguidamente, Caraballo detalló que cuentan con turismo comunitario, pesca deportiva, visitas guiadas por el río, guía de turismo, gastronomía saludable, concientización sobre el cuidado del ambiente y un largo etcétera. “El año pasado tuvimos una capacitación de informática que a los chicos les fue muy útil, porque muchos no sabían ni lo que era un mail”, comentó.

—¿Cómo trabajaron y siguen trabajando durante la pandemia?

—No pudimos trabajar mucho, pero sí hicimos muchas meriendas y roperos solidarios. Recorrimos distintas partes del Quinto Cuartel y llevamos la merienda y ropa. Una de nuestras ideas principales es darle vida al barrio. La idea es contener a la gente del barrio y hacer actividades con los chicos. Si bien darles la leche es importante, también queremos enseñarles a hacer huertas, enseñarles a cocinar y ejecutar diversos talleres.

—Desde tu trabajo de campo, ¿qué problemáticas notaste?

—Tuvimos casos particulares de chicos con adicciones. Una de las cosas primordiales que queremos es recuperar a los chicos que están en la calle. Queremos que puedan darse una ducha, comer algo y capacitarse. Uno trabajando en territorio y con el grupo en la calle ve otras realidades que no se ven en el centro. Los mismos cuidadores te cuentan que hay padres de familia que han perdido todo por el tema de las adicciones. Es súper importante que el Estado y las personas hagan algo. Me pone muy triste que haya jóvenes perdidos por las adicciones, hay mucho que hacer.

“El 20 y el 27 de este mes vamos a realizar una feria para que la gente se acerque y nos conozca. El que se quiera sumar, bienvenido sea”, concluyó. El programa Cuidadores de la Casa Común se desarrolla en el Quinto Cuartel, pero ayuda a gente de toda la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here