¿Cualquier animal puede ser una mascota?

0

Tener una mascota puede ayudar enormemente a las personas. De hecho, la psicóloga Cístola señala lo beneficioso que esto puede ser para adultos mayores o personas que transitan momentos de soledad. La importancia emocional de esa compañía es enorme.

Pero, ¿cualquier animal puede ser una mascota? Para responder ésta y otras preguntas, el veterinario Pablo Schubert habló con Paralelo 32.

“No cualquier animal puede ser una mascota. En primer lugar, hay una ley que protege la fauna silvestre, protege a todos los animales autóctonos. Es decir, ningún animal autóctono puede ser mascota; ni el loro, ni la tortuga de tierra, ni la tortuga de agua, ni la iguana”, comenzó el veterinario.

Asimismo, aclaró: “Hay gente que tiene de mascota animales exóticos, algunos de estos sí están permitidos, pero no son animales autóctonos. O sea, los animales exóticos vienen de afuera. No obstante, para tener un animal exótico de mascota hay que asegurarse que vengan de algún criadero. A su vez, ese criadero debe estar autorizado a vender este tipo de animales. Entonces, lo que se puede tener como mascota son animales exóticos provenientes de un criadero habilitado, o bien un perro, un gato, un conejo, un caballo”.

—¿Cómo viven los animales autóctonos en los domicilios cuando son tomados como mascotas?

—Además de la cuestión legal, hay dos puntos importantes por los cuales no debemos tener animales silvestres; primero, porque cada animal, en el hábitat en el que se encuentra, cumple una función para el ecosistema; segundo, porque cuando se lleva un animal silvestre a una casa, nunca se le va a poder brindar las condiciones que realmente necesita ese animal. Por ejemplo, tener una tortuga de agua en una pecera no es ni parecido al río: el tipo de agua, la calidad del agua, las relaciones e interacciones que podría tener con otros animales y demás. Incluso, la alimentación que nosotros les podemos dar no es la misma que ellos tienen en la naturaleza. Generalmente, las personas que tienen este tipo de animales, cuando vienen a la veterinaria, los traen con desnutrición o malnutrición y estrés. Siguiendo con el caso de la tortuga de agua, hay gente que les da carne. La carne es de vaca, y la tortuga come peces, crustáceos, insectos, pero nunca se le prendería a la pata de una vaca para comerla. Como ven que la tortuga come carne de vaca, porque es lo único que le dan, la alimentan así y le producen un montón de desbalances minerales y vitamínicos, que genera enfermedades que no se presentan de forma inmediata, pero cuando lo hacen suelen ser, muchas veces, irreversibles.

¿Manuelita vivía en Pehuajó?

Sumado a la alimentación de los animales autóctonos, Schubert se explayó sobre la imposibilidad de replicar las condiciones del hábitat natural de éstos. “Mucha gente está acostumbrada a tener tortugas de tierra, pero esto es ilegal. Las tortugas de tierra viven en las zonas áridas de nuestro país, en Santiago del Estero, Catamarca, San Luis, La Rioja… Sin embargo, hay quienes traen para acá tortugas de tierra. ¿Viste la canción «Manuelita vivía en Pehuajó»? Bueno, no. Pehuajó queda en Buenos Aires, y si Manuelita llegó a Pehuajó fue por medio de contrabando. Y si las traemos a Entre Ríos tampoco es lo mismo, nuestro clima es diferente. Por más que le demos amor, el ambiente es totalmente distinto y ese animal va a vivir bajo un estrés constante toda su vida”.

Por último, el veterinario explicó que para tener responsablemente una mascota hay que contar con los recursos necesarios. En este sentido, se refirió a que antes de tener una mascota hay que saber si se cuenta con el dinero, el tiempo y el espacio suficiente para esto. En definitiva, no cualquier animal puede ser una mascota, y si se decide tener una, hay que aceptar el compromiso de cuidarla con responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here