Crespo decuplica la contaminación por kilómetro cuadrado que genera el país

0

Crespo.- El dinamismo de la actividad económica local tiene una cara oculta: el alto impacto negativo a nivel ambiental de las acciones humanas en nuestra ciudad. En base a datos de 2017, un equipo técnico de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC), organización a la cual está adherida la Municipalidad de Crespo, realizó un estudio sobre la ‘huella de carbono’ que se produce en nuestra ciudad. El estudio consiste en un Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI). En otras palabras, lo que la actividad humana en Crespo produce como gases de efecto invernadero (anhídrido carbónico CO2, metano CH4, dióxido de nitrógeno N2O, etc.), principales responsables del cambio climático a nivel global.

Alto nivel de emisión

El resultado general determinó una gran emisión de gases en nuestro ejido. Las emisiones totales suman 137.874,29 toneladas de equivalente de CO2; la contaminación por habitante es 6,36 toneladas. Al hacer un análisis comparativo, el promedio nacional es mayor, 9,86; y el promedio mundial es similar: 6,76.

Si se toma en cuenta la superficie total donde se acumula esa contaminación, Crespo decuplica la contaminación por kilómetro cuadrado que genera el país, 18,89 a 1,22; y es cinco veces superior al promedio mundial que llega a 3,54 toneladas de equivalente de CO2. Si bien, los números preocupan y se debe avanzar activamente con políticas de mitigación de impacto ambiental en nuestra localidad, hay que tener presente en la comparación que, por ser una ciudad donde se concentran en poco espacio muchas actividades contaminantes, los promedios por superficie son muy altos en Crespo frente a los datos para Argentina y para el mundo, porque en estos casos se promedian ciudades muy contaminantes con amplias zonas rurales y desérticas de escaso o nulo impacto ambiental.

Resultados

54,55% Energía estacionaria. Estas emisiones provienen del consumo de energía eléctrica, gas envasado, leña y carbón en los sectores residenciales, comerciales, municipales, industria y agrícola. El 29,61 % de las emisiones del sector provienen del consumo de combustibles en las actividades de agricultura, silvicultura y pesca. Luego siguen las emisiones derivadas del sector de industrias de fabricación y construcción que aportan 21.344,59 toneladas de CO2 equivalente y representan el 28,90 % del sector. Los edificios residenciales aportan el 21,46% de las emisiones y los comerciales e instituciones el 11,34%. El resto se debe a fuentes no especificadas y emisiones fugitivas.

36,99% Transporte. El 61,13% de las emisiones de este sector provienen del consumo de combustibles de vehículos particulares, mientras que el 27,91% se debe a transporte de carga.

3,37% Residuos. Crespo dispone sus residuos en relleno sanitario dentro de los límites municipales. El 93,7% de la población está servida por cloacas cuyos efluentes se tratan en una planta aeróbica bien operada, el 6,3% restante cuenta con pozos ciegos sin cámara séptica.

5,09% Agricultura, silvicultura y pesca. Las emisiones de este sector se deben a las 3.487 hectáreas sembradas dentro del municipio y a las aves de corral para faena y la ganadería de carne.

Qué es la huella de carbono

Huella de carbono es un indicador ambiental que pretende reflejar la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto por las acciones de un individuo, organización, evento, producto o territorio. La huella de carbono se mide en masa (kilogramos, toneladas, etc) de dióxido de carbono (CO₂) equivalente. Conocido el tamaño y la huella que genera cada ámbito estudiado, es posible implementar estrategias de reducción o compensación. En Crespo, las actividades primarias, industriales, viviendas residenciales y el transporte particular, concentran las principales emisiones que se deben disminuir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here