Con el coronavirus tocando a la puerta de las comunidades europeas y asiáticas, y con el potencial de propagarse en Estados Unidos y América Latina, donde se han reportado ya varios casos, la principal preocupación del público es buscar protección para evitar su infección.

¿Qué hacer? ¿Cómo evitar el contagio? ¿Qué medidas son más efectivas? Aquí se responden algunas de las preguntas más frecuentes sobre cómo abordar el virus.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas no desarrollan ningún síntoma y tampoco sufren malestar.

La mayoría de las personas, alrededor del 80%, se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar.

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

Alrededor del 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Qué hacer para protegerse?

La clave de la protección, afirman las autoridades de salud, es la higiene:

-Lavarse bien las manos con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

-Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca

-Cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar, y desechar el pañuelo de inmediato.

-Quedarse en casa si no se siente bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica.

-Mantenerse informado sobre las últimas novedades sobre el COVID-19 y seguir los consejos de las autoridades pertinentes.

Los expertos sostienen también que no está mal limpiar un área a nuestro alrededor, pero el virus no salta de una superficie hacia la boca. Lo importante es que hay que ser más cuidadosos al tocar algo sucio y llevar después las manos al rostro o la boca.

¿Cómo se sabe si una persona está infectada?

Las personas con síntomas de coronavirus deben someterse a una prueba, pero no es posible hacer pruebas a todas las personas dentro de un foco de la enfermedad debido a las limitaciones de los laboratorios.

Las personas que presenten señales de neumonía, con síntomas como tos, fiebre y dificultad para respirar, y que también hayan tenido contacto con alguna persona infectada o hayan estado en una región de riesgo son casos sospechosos.

En la mayoría de los casos, la prueba consiste en tomar una muestra de la garganta o de la nariz del paciente con un hisopo.

Sin embargo, una prueba negativa no excluye completamente una posible infección de coronavirus, afirman los expertos.

Hasta ahora esas pruebas han sido lentas, porque hay que enviar las muestras a un laboratorio y esperar por los resultados, que en las instancias más rápidas demora al menos cinco horas.

Los científicos están tratando de desarrollar pruebas más rápidas que puedan identificar a un paciente con coronavirus en menos horas, e incluso minutos.

¿Vacunas?

Hasta la fecha no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar el COVID-2019.

Esto no quiere decir que no se están haciendo esfuerzos para desarrollar una vacuna y hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba.

Un pequeño laboratorio estadounidense llamado Moderna ya presentó la primera vacuna contra el coronavirus, basada en una nueva tecnología que nunca ha sido usada en los humanos.

El lunes 2 de marzo, el presidente Donald Trump y miembros de su equipo especial para combatir el coronavirus, dirigido por el vicepresidente Mike Pence, se reunieron con altos ejecutivos de 10 de las más grandes empresas farmacéuticas de Estados Unidos para discutir sobre un posible medicamento.

Las compañías se comprometieron a trabajar en el medicamento como un consorcio, pero a pesar de todos los esfuerzos no prometieron una vacuna hasta por lo menos un año.

¿Qué otras cosas se saben?

Según los datos de China, donde el número de infecciones supera los 85.000, muy pocos niños han sufrido la enfermedad.

Ningún niño menor de nueve años se ha reportado muerto en China y la tasa de infección entre ellos es menos del uno por ciento de los casos confirmados.

Se desconoce por qué los niños gozan de esta inmunidad, pero el peligro es que pueden ser portadores del virus al no presentar síntomas.

También se han reportado en China pacientes que se recuperaron del COVID-19 y volvieron a contraer la enfermedad.

Esto está siendo estudiado y algunos expertos opinan que quizá fueron dados de alta prematuramente o que el virus se mantiene dormido en el cuerpo humano.

Otra posibilidad que se baraja es que ciertos pacientes no logran acumular suficientes anticuerpos para desarrollar inmunidad al virus y son infectados de nuevo.

¿Por qué pasa inadvertido?

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el “período de incubación”, o sea el tiempo entre el momento de contraer el virus y los primeros síntomas, es de uno a 14 días, pero generalmente ocurre en cinco. Sin embargo, algunos investigadores afirman que el proceso puede durar hasta 24 días.

El problema hasta ahora es que aún se desconoce mucho de este coronavirus.

Aparecido en China en enero y de un origen aún no esclarecido, la OMS dice que el virus puede propagarse de persona a persona a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala.

Estas gotitas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la enfermedad, llamada COVID-19, si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

También pueden contagiarse si inhalan las gotitas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here