Buenos Aires.- Este domingo (15.03.2020) temprano el presidente Alberto Fernández se refirió a la crisis en el país desatada a causa de la pandemia de coronavirus y dijo que este tema es su «prioridad» y que también es «una pelea que hay que dar como sociedad».

En diálogo con Radio 10 y Radio Mitre , el mandatario pidió que «todos nos involucremos» para evitar que la enfermedad originada en China se propague de forma descontrolada y recomendó: «Si se pueden quedar en sus casas, quédense. Si en el trabajo toleran su ausencia, quédense. Todo lo que podamos hacer para evitar circular es mejor porque el virus circula porque circulamos».

Tras ello, aseguró que desde el Gobierno analizan la posibilidad de anunciar una cuarentena en todo el país, «tomar una serie de días en los que digamos: ‘Bueno agarremos este plazo y que se queden en sus casas'».

«Estamos buscando el momento mientras el virus sea importado. Si lo eliminamos antes del frío, mejor. Seguro no lo lograremos, es difícil. Pero si logramos que por una semana las calles se vacíen. Pero bueno, esto tiene consecuencias económicas», dijo el Presidente.

«Es complejo [la cuarentena obligatoria]. Lo que estamos analizando es, en algún momento, parar la circulación durante diez días. No salir de casa, minimizar la salida», remarcó. «No sería cuarentena. Paremos la Argentina durante 10 días y quedémonos en nuestra casa «, agregó.

«Lo ideal sería parar todo por una cantidad de tiempo. Ahí garantizamos que los padres se queden con los chicos. Si no, los chicos quedan con sus abuelos o en las calles. S i paro todo, se para todo. La producción, el consumo… Es meterle un freno a la Argentina. Creo que nos ayudaría mucho. El virus circula porque nosotros circulamos. Lo llevamos, lo expulsamos. Todas estas cosas hay que cuidarlas», agregó.

Tras conocerse que ya son más de 45 los casos registrados en el país, el Gobierno extremó las medidas de prevención: acentuará el control de la frontera terrestre y prohibirá el ingreso de extranjeros que hayan estado en los últimos 14 días en alguno de los países donde el virus circula con fuerza. Además, evalúa suspender las clases en todo el país.

En este contexto, el Ministerio de Educación habilitó ayer a las universidades no solo a suspender las clases presenciales por 14 días, sino además a permitir que estudiantes y docentes con patologías previas pudieran ausentarse de las aulas de manera justificada.

Ayer, se registró la mayor cantidad de casos en un día, once, incluido un niño de cuatro años, el primer menor infectado en el país, por «contacto estrecho» local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here