Construyamos juntos el futuro de los jóvenes entrerrianos

0

Por Valeria Pavón (@valeriapavonok).- Mientras que, en 2001, abandonaban nuestro país ciento sesenta jóvenes por día, en 2021, esta cifra ascendió a doscientos. Esto se debe, en parte, a la falta de oportunidades para el desarrollo académico y profesional que encuentran en la Argentina y, por otro lado, a la profunda incertidumbre en la que nos encontramos sumergidos hace ya bastante tiempo. En su mayoría, quienes deciden buscar un futuro más promisorio lejos de nuestra tierra, son jóvenes profesionales y calificados. Quienes decidimos dedicar nuestra vida a la participación activa en política, no podemos mantenernos al margen de esto y, menos aún, mostrarnos indiferentes ante semejante situación.

Según un estudio realizado a mediados de 2021 por la Universidad Argentina de la Empresa y la consultora Voices!, se desprende que siete de cada diez jóvenes argentinos de entre dieciséis y veinticuatro años, preferirían vivir en otro país. Este dato, expresa el pesimismo generalizado que percibimos al interior de nuestra generación en torno a nuestro futuro y, de hecho, el mismo informe indaga acerca de esto: mientras que el 64% afirma que su situación personal estará igual o peor dentro de los próximos dos años, el 49% manifiesta lo mismo en relación a los próximos diez años.

Además, al ser cuestionados sobre sus preocupaciones a futuro, cuatro de cada diez jóvenes responden que es su situación económica y, tres de cada diez, el hecho de no progresar. En base a esto, podemos afirmar que, en la Argentina, la movilidad social ascendente dejó, hace ya mucho tiempo, de ser parte de la realidad para ser parte del relato. Entonces, nos es inevitable cuestionarnos acerca de cómo revertir este proceso que parece mantenernos rehenes de un laberinto de pesimismo y resignación. Para esto, la clave está en comprender cuales son las principales dificultades que atraviesan los jóvenes argentinos: el sistema educativo y el acceso al mercado laboral.

En la Provincia de Entre Ríos, según las estadísticas oficiales, se viene observando un proceso de deserción escolar que afectó a, aproximadamente, 18.000 niños, niñas y adolescentes durante 2020 y, en 2021, sólo lograron revincularse con el sistema educativo un poco más de la mitad de los mismos. Además, en lo relativo al acceso al mercado laboral, la provincia no presenta más que políticas públicas aisladas en materia de capacitaciones e inserción laboral. El problema al que nos referimos es lo suficientemente complejo para demandar los esfuerzos de los funcionarios públicos en desarrollar una política de abordaje integral en lo concerniente a la formación académica y profesional para mejorar la accesibilidad al primer empleo de los jóvenes entrerrianos.

Sobre esta agenda, vamos a trabajar en el próximo campamento de la Juventud Radical de Entre Ríos, que se llevará a cabo el 5 y 6 de febrero en Villa Urquiza. Tenemos un enorme desafío generacional por delante: construir juntos nuestro futuro para transformar, de una vez y para siempre, la Provincia de Entre Ríos y nuestra amada Argentina. Este desafío es tan grande que no podemos enfrentarlo solos, necesitamos que, cada día, seamos más los jóvenes argentinos dispuestos a involucrarnos y comprometernos con nuestra tierra. Sólo podremos lograrlo si escuchamos las distintas realidades que atraviesan los jóvenes, comprendemos los problemas que enfrentan a diario y trabajamos juntos y en equipo en la construcción de nuestro futuro colectivo transformando la resignación en acción.

(*) La autora es Presidenta del Comité Nacional de la Juventud Radical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here