Crespo.- Alrededor de un centenar de sacerdotes de la diócesis de Paraná se reunieron con el arzobispo Mons. Puiggari en la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario el lunes 5 de agosto, para conmemorar el Día del Párroco que se celebró el domingo 4 en homenaje a su patrono, San Juan María Vianney, el cura de Ars.

El cura de Ars

El Padre Rubén Schmidt hizo especial referencia al patrono de los párrocos, San Juan María Vianney, el cura de Ars, nacido a finales del siglo XVIII en Francia y fallecido en 1859. “Se caracterizó por su celo y calidad pastoral, siendo un sacerdote muy humilde en un pueblo pobre de Francia –sostuvo-. Tenía una gran convicción que lo llevó a perseverar en su camino y como por su capacidad intelectual no llegaba a un seminario hubo obispos y sacerdotes que lo ayudaron y fue un gran sacerdote por la lucidez de sus ideas. Llegó a santificarse dejando muchísimas horas en el confesionario y teniendo una gran caridad hacia los pobres, las almas necesitadas. Y con predicaciones muy simples y profundas llevó a la conversión de muchísimas personas y fue propuesto como modelo de todos los sacerdotes, sobre todo los párrocos. Por este motivo celebra el día del sacerdote”- comentó.

Desafío actual de los sacerdotes

Consultado sobre el desafío actual de los sacerdotes en comunidades como la nuestra, el P. Rubén opinó que “está con los que van a la iglesia, siempre cuidarlos y tratarlos bien, acompañarlos en sus necesidades espirituales. Hay días que no damos a vasto, no podemos salir de la casa parroquial. Tengo un listado de pedidos sobre mi mesa de trabajo, visita a enfermos, necesidad de gente de hablar con un sacerdote, y no nos da el tiempo. Pero también es un desafío salir a buscar a los que no se acercan, lo cual a veces también es difícil de llegar a todos lados”. Al respecto dijo que se prioriza sobre todo en una situación de duelo visitar con una cierta periodicidad a esas familias.

Finalmente consideró que “el desafío está en que el mismo laico católico. Tiene que tomar un poco más de responsabilidad y ayudar al sacerdote en esto, para poder cubrir toda la demanda. Necesitamos que todos los cristianos nos responsabilicemos de llevar el amor de Dios, la luz de Dios, su palabra a quien lo necesite”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here