Confirmado: El hombre del maletín con 500 mil dólares confesó su fabulación

1

Nogoyá.- José Sánchez, el hombre que dijo haber hallado un maletín con 500 mil dólares que devolvió momentos más tarde, se vio acorralado y al ser citado por el fiscal Uriburu, este miércoles 20 de marzo a las 10:30 de la mañana confesó que todo fue una fabulación para conseguir un trabajo en blanco. A muchos no los sorprendió, desde su primera declaración a la emisora Fm Libertad 101.5, nada de su declaración cerraba. Por ejemplo, hablaba de un maletín y nadie le preguntó de qué tamaño, porque a partir de ahí podía deducirse si cabe o no esa suma de dinero. Tampoco se le preguntó cómo supo la suma. Quizás con una entrevista “a fondo” que pusiera en evidencia al fabulador, no hubiera llegado tan lejos. No fue una historia bien armada, “hacía agua por varias partes”.

Días antes trascendió la noticia de un obrero del basural que ayudó a encontrar documentos valiosos que un vecino había tirado a la basura y luego fue al volcadero a recuperarlo. El obrero que los encontró logró ser conocido en toda la ciudad. Allí se inspiró Sánchez, según él mismo declaró. Pensó que la forma de llamar la atención era un hecho de esa naturaleza y lo inventó, con el propósito de conseguir un trabajo en blanco, “cansado de trabajar en negro y por poco”.

Son frases que dijo –luego de declarar ante el fiscal- en la misma radioemisora, frente al periodista que había confiado en su versión.

“Fue todo mentira, lo hice por necesidad de tener un trabajo en blanco. Rompí una familia, generé muchos inconvenientes, todo lo inventé yo para que pueda conseguir un trabajo, hoy les digo la verdad, pido disculpas a todos”, afirmó Sanchez. Un hombre que según confió el fiscal Uriburu al diario Clarín, tenía antecedentes similares. Hoy miércoles por la mañana, la estrategia nogoyaense fue hacer parecer que Clarín miente, a pesar de que el matutino porteño reproducía declaraciones obtenidas del fiscal Uriburu, que revisó las cámaras de seguridad de Nogoyá, aunque Sánchez aún no había declarado.

“Quería ver bien a mi mujer y a mis hijas, me cansé de trabajar por menos que nada, la fui estudiando y qué mejor que un cuento de encontrar mucha plata tuviera buen resultado. Vuelvo a pedir disculpas, lo hice por necesidad de tener un recibo de sueldo”, se victimizó, aunque pidió disculpas: “No quería aflojar al invento que hice, pero viendo todo lo que provoqué pido disculpas. La necesidad me llevó a este extremo, ahora aprendí que la verdad me va a abrir muchas puertas”.

“Con una mano en el corazón, vuelvo a pedir perdón, no me gustaría perder amistades por esto, agradezco a Maximiliano Medrano por la difusión y al chofer del municipio que nos llevó a Buenos Aires, que Dios los bendiga”, dijo, complicando ahora a las autoridades municipales, que probablemente deberán explicar por qué era necesario transportar al fabulador y al periodista a Buenos Aires para visitar medios, tras haber sido invitado por Fantino para “Animales Sueltos”, donde la producción, después de leer la publicación de Clarín, le avisó que se cancelaba la entrevista.

La frase mundial

Pasado el momento del arrepentimiento, Sánchez pronunció una frase imperdible: “La verdad que me puso bien que esto se conociera a nivel mundial, para que la gente sepa que necesito un trabajo en blanco”.

La policía de Nogoyá investiga el relato del trabajador que dice haber devuelto los 500 mil dólares

Fabulación

Aunque en nuestro idioma utilizamos el término para referirnos a la “invención de historias”, para la ciencia es otra cosa. .

La palabra Fabulación la empleó por primera vez el famoso psiquiatra suizo Adolf Meyer para referirse a la “fabricación de algo“. Actualmente la utilizamos cuando queremos referirnos a la invención por parte de un individuo de una historia que narra como si fuese real pero que él sabe que no es así, como por ejemplo ocurre en la Mitomanía.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here