Concejales buscan crear una ordenanza que fije un menú para celíacos

0

Victoria.- Días atrás se viralizó, en redes sociales, un mensaje: “¡¡¡Atención, celíacos!!! Si salís a comer en Victoria, te ofrecen lechuga y tomate”. Luego, el mensaje nombraba a un local en específico y aclaraba: “(…) en la mayoría de los locales de Victoria es lo mismo. ¿Dónde está la Victoria turística?”.

La enfermedad celíaca es un proceso crónico, multiorgánico autoinmune, que lesiona el intestino y puede dañar cualquier órgano o tejido corporal. Asimismo, el daño proviene de una reacción a la ingesta de gluten, una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales como el trigo, espelta, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno), y algunas variedades de avena.

El proyecto de ordenanza

Concejales estuvieron trabajando sobre un proyecto de ordenanza que busca fijar un menú para celíacos en comercios gastronómicos de la ciudad. Se trata de una iniciativa del concejal de Alianza Cambiemos Franco Brassesco, que avanza sobre diferentes cuestiones relacionadas al tema.

El proyecto se está tratando en la Comisión de Desarrollo Social. En este sentido, ediles dialogaron con dueños de negocios para socializar la propuesta y conocer su opinión. Desde prensa del Concejo Deliberante informaron que los concejales visitaron los comercios Club Trabajo y Placer, Gaspar Benavento, Club Social y Café Martínez.

“Desde la época de campaña que recibimos esta solicitud de gente que, desgraciadamente, padece esta patología. Personalmente, mi hermana y mi sobrino son celíacos, y cada fin de semana que salimos, notamos la falta de un menú para celíacos”, dijo Brassesco en diálogo con Paralelo 32.

“La idea es tratar de comprender a las personas con celiaquía e intentar, desde el Estado, a que se incluyan menú para ellos”, señaló. Además, añadió: “El proyecto, también, busca que los productos aptos para celíacos estén de forma ordenada en los supermercados”.

Por otro lado, aclaró: “Sin embargo, no se trata de obligar a nadie. Sabemos que exigirle al dueño de un bar o de un restaurante que tenga una cocina apta para celíacos es muy complicado, porque prácticamente tienen que hacer una cocina aparte de lo que son sus instalaciones y sabemos que eso es difícil”.

A continuación, el concejal explicó: “Es muy difícil tener una cocina apta, porque tiene que ser en un ambiente hermético. No obstante, lo que se puede hacer es tercerizar el asunto. Hay gente de cáterin que podría proveer de comidas aptas para celíacos envasadas al vacío y, en el restaurante sólo se lo debería calentar”.

“También hay que decir que, si el Estado no controla, los celíacos van a estar como están actualmente: sin un menú para ellos. Ahora bien, no queremos tomar decisiones por encima de los comerciantes, por eso tratamos de mediar para que el proyecto sea viable para todos”, explicó.

El concejal oficialista resumió: “A grandes rasgos, el proyecto busca la inclusión de un menú para celíacos en comercios gastronómicos; la habilitación de una cocina apta para esto en los locales o la tercerización del servicio; una campaña de difusión; el ordenamiento de los productos en supermercados; y estamos analizando qué pasará con las despensas de barrios y el sector para celíacos”. Como se trata de un proyecto que todavía está en comisión, seguramente experimente modificaciones. Resta esperar, entonces, el avance de este tema en el Concejo Deliberante y la respuesta de los comerciantes locales para que las personas con celiaquía puedan comer algo más que lechuga y tomate –o llevarse un Tupper con su comida– cuando salgan a pasar un buen momento con amigos o familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here