«Cada uno de nuestros docentes va a realizar informes para observar qué ha podido hacer junto a sus estudiantes en este período, tener un informe escrito que sirva para tener en cuenta cuál ha sido la trayectoria, cuál ha sido el esfuerzo de cada uno de nuestros niños, niñas, jóvenes, adolescentes y adultos durante este período”, detalló el titular del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller.

El sistema educativo virtual que se lleva adelante en la provincia mediante diferentes estrategias y medios ingresó en el período de evaluación. Se aclaró que no habrá calificación numérica sino cualitativa. En ese marco el titular de la cartera educativa informó que el lunes, con la socialización del documento de evaluación de la propuesta Contenidos en Casa, se inició la tercera etapa del proceso de enseñanza “excepcional e inédito” en el que se encuentra la escuela a partir de la suspensión de las clases de forma presencial.

Explicó que esta tercera etapa, relacionada con la evaluación, “era muy demandada porque necesitábamos tener un concepto claro respeto a lo que consideramos desde la escuela como evaluación”, y apuntó que se está ingresando en la etapa en la que por calendario se debe cerrar el primer trimestre.

En la conferencia de prensa virtual realizada en la Casa Gris, Müller explicó que el hecho de que no haya una calificación numérica en este primer trimestre “no quiere decir que no se puede evaluar el enorme trabajo que están realizando los docentes y las familias acompañando y tratando de generar una continuidad pedagógica de manera creativa y muy efectiva en muchos casos que ponen un valor extra y positivo a esta etapa”.

Y agregó: “Nosotros concebimos la evaluación en términos formativos. Es una etapa en la cual hay desigualdades en el acceso y en la posibilidad de tener continuidad en las trayectorias educativas por diferentes motivos: porque no es igual la posibilidad de acceso a la conectividad, a dispositivos tecnológicos que permitan seguir la propuesta de Contenidos en Casa o por las posibilidades que tienen las familias de acompañar a nuestros alumnos».

«Por lo tanto, no nos parece justo que tengamos un concepto de evaluación que califique de cualquier forma numérica o conceptual. Esto no quiere decir que no haya una evaluación, la evaluación que se va a hacer es una evaluación cualitativa, es decir, cada uno de nuestros docentes va a realizar informes para observar qué ha podido hacer junto a sus estudiantes en este período, tener un informe escrito que sirva para tener en cuenta cuál ha sido la trayectoria, cuál ha sido el esfuerzo de cada uno de nuestros niños, niñas, jóvenes, adolescentes y adultos durante este período”, detalló Müller.

Consideró fundamental aclarar el concepto de retroalimentación y evaluación formativa “porque la comunidad docente lo tiene más claro pero las familias quizás no tanto”.

Explicó que “este concepto de retroalimentación y evaluación formativa no es nada nuevo ni algo que usemos extraordinariamente en este contexto sino que es algo que se viene instalando como un concepto necesario en el mundo educativo y que hoy nos da la oportunidad de fortalecer el método de evaluación en este contexto tan particular”, precisó el titular del CGE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here