Con la sede de la Sociedad Italiana Racedo tiene un Banco

0

Racedo- La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos Cultural y Recreativa de Paraná, inauguró meses atrás la filial número 1 en General Racedo. Aquel acto del que informamos oportunamente, contó con la presencia del presidente de la Comuna, Julio Demartín, y el presidente del Grupo Motta, Héctor Motta, uno de los promotores de la llegada de la entidad, según palabras del propio presidente, Horacio Piceda: “Para nosotros es una alegría haber concretado este proyecto que nos permite crecer y expandir las raíces italianas en suelo entrerriano. Además, desde la economía social, poder hacer nuestro aporte para el crecimiento de Racedo y su zona de influencia, concretando un sueño compartido para que nuestra institución en conjunto a esta microrregión conformada por Racedo, Crespo, Puiggari, Etchevehere y Villa Fontana, entre otros, con integrados y productores también, pueda generar un empuje para el crecimiento social y económico, contando con el aliento tanto de la Comuna como del Grupo Motta. Veníamos estudiando la posibilidad, la pandemia atrasó un poco los planes pero finalmente pudimos comenzar”.

Junto a Silvina Larraburu, gerente de la Sociedad Italiana, Piceda visitó la redacción de Paralelo 32, donde explicaron los pasos que van dando en Racedo. Ofrecen, por ejemplo, el cobro de tasas y servicios, ayuda económica, ahorro con estímulo y proveeduría, contando con el aval de casi 157 años de trayectoria. Atienden de lunes a viernes en Urquiza 260, de 8.00 a 12.00 y de 15.00 a 19.00 y los interesados pueden comunicarse al teléfono 0343 5272450 o a través de las redes sociales que tiene la institución.

“Somos una institución que con 157 años tiene ahora su primera experiencia en cuanto a sucursales. Creemos que estamos dando un salto de calidad, llevando la economía social a otros lugares, en este caso a Racedo, con la “ayuda espiritual” de Héctor Motta, que conoce a nuestra institución y a la gente que la integramos. La idea es que la gente nos apoye y use los servicios, desde la ayuda económica hasta los depósitos, porque la función de las mutuales es intermediar entre los ahorros de la gente y las necesidades, trabajando para que el dinero se recicle en el mismo lugar y que sea una palanca económica para la misma comunidad”, dijo Piceda.

“Tenemos una institución bien plantada, que mejora permanentemente. La Sociedad Italiana vino a Racedo para quedarse. Apostamos a integrarnos, a hacer cosas juntos con los vecinos, las instituciones, con todos. No venimos a arreglar el mundo, sí a integrarnos para ayudar al bienestar de la gente. Pero para eso necesitamos que nos apoyen. Brindamos buenos servicios, lo podemos garantizar”.

Círculo virtuoso

Silvina Larraburu, gerente de la Sociedad Italiana, dijo a nuestro medio: “tenemos el respaldo y la seriedad de muchos años en Paraná, pero haciéndonos ver en toda la provincia e incluso en el país. Buscamos en estos momentos la confianza de la gente de Racedo para que el emprendimiento pueda salir adelante, ya que es un círculo virtuoso para que podamos brindar servicios. Necesitamos que la gente se acerque con sus ahorros o sus necesidades, con la convicción de hacer cosas buenas”, dijo.

Piceda recordó que “Pensamos en Crespo en principio, y hablando con Héctor Motta surgió la pregunta de ¿por qué no Racedo? Empezamos a analizar la posibilidad, le fuimos dando forma, el tiempo pasó y acá estamos. Esta es la región más pujante de Entre Ríos, lejos, con empresas grandes, sanas, con buenos criterios de manejo. En Crespo tal vez tendríamos más competencia y menos necesidades y entonces decidimos desembarcar en Racedo, un pueblo pujante, que no para de crecer. Tal vez también, por ser un pueblo más chico, se adecua a nuestra idea de estar con la gente, de hacer una interacción. Además el dinero se reciclará en Racedo, no irá a otro lado. Eso es clave para entender por qué decimos que con la interacción nos vamos a complementar y creceremos todos. Racedo hoy, con la Sociedad Italiana, tiene un banco”, planteó el presidente de la entidad.

Sociedad Italiana tiene un convenio con un banco cooperativo que atiende a mutuales y eso le permite atender también grandes créditos, explican nuestros entrevistados. Los asociados “pueden abrir cuentas, podemos recibir depósitos de cheques, son muchas variantes las que tenemos. Tenemos Entre Ríos Servicios para pagar impuestos también, para que no tengan que trasladarse a otros lugares a pagar. Buscamos ganarnos la confianza de la gente, eso para nosotros es fundamental”.

La cuota social es casi simbólica, testimonial, de 50 pesos por mes, y los requisitos para acceder a créditos varían de acuerdo a lo que se solicita. “Los créditos salen rápido si no hay complicaciones. Apostamos a vínculos de confianza, porque en las mutuales se cree en la gente. En nuestro caso, tenemos un patrimonio que garantiza todas las operaciones”.

Razones para confiar

En otro tramo de la entrevista, los representantes de la Sociedad Italiana plantearon que “en relación a las entidades financieras que abren una oficina y ofrecen créditos, que son caros en la devolución generalmente, nosotros estamos mucho más bajo. Y no es casualidad, porque nosotros vamos por otro negocio. Tenemos que salvar el valor del dinero, lógicamente, buscamos que la actividad sea rentable, pero lo hacemos de otra manera. Buscamos que el negocio se autofinancie, apostamos al equilibrio. Cuando queda dinero vamos haciendo caja, ahorros, y pensando en nuevas inversiones. En Racedo queremos desarrollar la unidad económica en el aspecto financiero, de depósitos, préstamos, proveeduría, artículos del hogar, y sin descartar el turismo como proyecto”, aclararon.

No hay asuntos menores

Piceda indicó a nuestro cronista que “Pueden contar con nuestra institución para temas que parecen menores pero para nosotros no lo son. ¿Hay que hacer una mejora en el barrio?, que los vecinos vengan y busquen su financiación. El que quiere tomar un crédito para comprar algo o el que quiere ahorrar para sus vacaciones. ¿Cómo lo hacemos?, ganándonos la confianza, no hay otra manera. Sobran ejemplos de pueblos que crecen a partir de la economía social, y apostamos a que en Racedo suceda eso”.

En Paraná esta institución fundada por descendientes de inmigrantes italianos, además de atender varios de estos rubros tiene una escuela formal, con todo el recorrido, desde el nivel inicial hasta la educación secundaria, con dos idiomas, inglés e italiano, todo con los avales correspondientes. Tenemos salón de fiestas, descuentos en farmacia y también un Instituto de Idiomas que funciona muy bien, además por supuesto de los servicios mutuales. Es otra cosa, algo diferente a lo que estamos proponiendo para Racedo”, comentó. “Llevo 11 años en el cargo e iremos por dos años más. Nos gusta la función y nuestra tarea. Tenemos la fuerza y las ganas para continuar. Racedo es un bebé que estamos gestando para ayudar. Los vecinos pueden confiar, porque tenemos respaldo de historia y patrimonio. Las dos cosas son importantes”, dijo en el final de la entrevista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here