Victoria.- Las fiestas clandestinas en la ciudad son una realidad; una realidad que desde el Estado no se ha controlado bien; y una realidad que, desde los que asisten a éstas, se ha desarrollado sin empatía. Policía asegura que “no se han labrado muchas actas” y que no son tantas las fiestas clandestinas. No obstante, conocemos testimonios confiables que contradicen esto. De hecho, la coordinadora departamental de salud, Nelly Amilibia, en declaraciones a Paralelo 32 tiempo atrás que, de la investigación de los nexos epidemiológicos, había surgido el dato de que las fiestas clandestinas existían y no eran pocas.

Ahora bien, ¿qué reuniones están permitidas en la actualidad? En realidad, si bien existen permisos para encuentros de hasta quinientas personas al aire libre (como el caso del hipódromo), esto no autoriza a que cualquier reunión de quinientas personas pueda desarrollarse. Dicho de otra forma, para que determinado evento sea aprobado debe pasar por el COES y el intendente debe tomar la decisión.

Eventos

El coordinador municipal de salud, Federico Picchi, es uno de los encargados de revisar protocolos y de reunirse con aquellos que quieran desarrollar una actividad para fijar las normas. Con lo anterior no debe interpretarse que también Picchi sea el responsable del control, por supuesto que no.

“La semana pasada estuve reunido con organizadores de eventos. En un momento, les leí el protocolo de las fiestas al aire libre con la cantidad de personas que estaban permitidas, que eran cien. Entonces, dijeron que si el límite eran cien personas ellos no podían organizar ningún tipo de evento porque no les convenía económicamente y que de esa manera se incentivaba la clandestinidad”, dijo Picchi.

“Debido a esto, yo les pregunté qué número de personas pedían y contestaron que, por lo menos para salir “hechos”, necesitaban que sea hasta quinientas personas. A partir de esto me comuniqué con mi referente provincial. Me dijeron que si se cumplían con los protocolos, el pedido tenía sentido, pero que la decisión depende de la municipalidad”, detalló.

Burbujas sociales

El coordinador municipal de salud explicó que el protocolo para los eventos al aire libre de hasta quinientas personas son las burbujas sociales. “Las burbujas sociales son un grupo de gente de no más de diez, donde las personas están distanciadas y con el uso de tapabocas dentro de la burbuja social al aire libre. Puede haber hasta cincuenta burbujas. También, tiene que haber gente que pueda controlar esas burbujas”, describió.

Asimismo, aclaro que el baile no está permitido. “En los eventos artísticos puede haber hasta diez personas en el escenario y también deben estar distanciadas. Debajo del escenario, las burbujas deben ser controladas por personal que organiza el evento para que no se mezclen con los otros grupos”, continuó.

De la reunión mantenida también surgió el pedido de que los eventos puedan extenderse hasta más de las tres de la madrugada. “Eso todavía está en discusión”, comentó Picchi.

“Me parece que las burbujas sociales y este protocolo es una manera de combatir la clandestinidad. Con esto, estás dando un marco legal con cumplimiento de protocolo”, opinó. Cualquiera sea la decisión que se tome para cada evento en particular, el tema será analizado por el COES y el intendente deberá decidir. En definitiva, para el cumplimiento de los protocolos además de control por parte del Estado se requiere conciencia por parte de la comunidad. Es inimaginable un verano exitoso sin esta comunión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here