Victoria (Paralelo 32).- Este martes 8 de septiembre nuestra ciudad celebra las fiestas patronales de Aránzazu, con la particularidad que impone la pandemia y que obliga a suspender los tradicionales desfiles de las fuerzas vivas y agrupaciones gauchas, sin las bendiciones de máquinas agrícolas y taxis, sin el tablado de músicos y artistas, pero con la misma fe y esperanza que transmite esta activa comunidad religiosa que además ve relegada al 2021 el festejo de la designación de su templo como Basílica Menor.

Sobre lo que sí se pudo realizar a partir de la Novena, y esta fortaleza que vivencian los fieles a través de su iglesia, hablamos con el Rector de la Basílica, Héctor Trachite: “Sacamos algunas cosas que hacíamos pero incorporamos otras: una de ellas es el rosario de los niños y la catequesis en familia, que se transmite por nuestras redes sociales; y el rezo de rosario, que hacíamos a la mañana temprano, lo trasladamos a las 19:30 y se emite por radio como antesala de la misa que es a las 20:00”.

El lema de este año es ‘Madre de nuestro pueblo, enséñanos a ser servidores de la esperanza’, y el entrevistado enfatizó que es un momento donde la necesitamos para seguir adelante: “La esperanza en este tiempo es fundamental, y en este año tan particular la designación de Basílica es un aliciente enorme pero tendremos que postergar el festejo hasta el año próximo Dios mediante”.

En esta semana en que transcurrió la Novena, los medios de comunicación tradicional (radio, televisión y prensa escrita) y las plataformas Web que tiene la misma basílica sirven para mantener ese vínculo con la comunidad y continuar rumbo al día de la patrona de Victoria. “Parecería que lo virtual es más fácil, pero no es tan así, hay que organizar todo para que llegue a la mayor cantidad de gente posible, y la buena predisposición de los medios es de gran ayuda”.

La visita de los sacerdotes de otros departamentos es otra de las cuestiones que se han desalentado por este contexto del Covid 19, y Trachite dijo que intentan cubrir esa falta con los religiosos que hay en el Departamento. “El padre José María Aguilar de la Parroquia San Roque; el Diácono Carlos Paniagua; y justo vino el padre Emanuel ‘Puky’ Escobar que está por un tema de salud de su papá, nos va a acompañar en las celebraciones donde no faltará la presencia del padre Elías Musse”.

Caravana

Ya que los victorienses no pueden congregarse masivamente el día de la patrona, el entrevistado dijo que será la imagen de la virgen la que llegue a los hogares en esta oportunidad: “Este es el sentido de la caravana que partirá con la imagen de los santos de las capillas; luego San Roque y la imagen de Aránzazu cerrando esa columna de vehículos rumbo a cada barrio, y pretendemos cubrir Abadía y 5º Cuartel”. Por ello invitó a quienes deseen sumarse con sus móviles el próximo martes 8, a partir de las 10:00 horas.

Una vez finalizado el recorrido, la imagen de Aránzazu quedará en la explanada de la Basílica para que los autos que vayan pasando reciban la bendición, siempre bajo el más estricto protocolo sanitario y sin bajarse de las unidades.

La presencia del Obispo

Trachite dijo que el Obispo Diocesano, Héctor Luis Zordán, está haciendo los trámites de rigor para ingresar a la ciudad ya que Gualeguaychú es zona de circulación del virus, y si bien éste se encuentra en perfectas condiciones, debe acatar las disposiciones que el COES municipal tiene para estos casos. “De recibir la habilitación Monseñor estaría el día 8 para celebrar la misa, y tiene muchas ganas de acompañarnos porque nos ha manifestado que es una fiesta que está grabada en su corazón”.

Más allá de las circunstancias que atravesamos, el entrevistado dijo que se está trabajando de una manera “muy comprometida tanto en lo que es el acompañamiento, contención y atención de aquellos que están en vulnerabilidad material y espiritual”. Añadió que están acompañando a un número importante de familias, “Sin hacer tanto ruido, pero con tranquilidad y en oración, estamos donde nuestros hermanos nos necesitan”.

Sobre el final, Trachite dijo que quienes quieran traer alimentos para compartir con la comunidad, serán bienvenidos. Y dio un mensaje para aquellos abuelos y demás personas que permanecen en sus hogares; los que están aislados y/o atravesando la enfermedad, o en soledad y preocupados por las circunstancias que fueren. “En cada celebración oramos por ellos; y en estos tiempos donde se habla de fe, también recuperamos esa idea de ‘pensar en el otro’, ese prójimo que debemos cuidar, el prójimo es el próximo, el que tengo al lado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here