Cómo hacer cultura municipal en estos tiempos

0

Crespo.- Con el inicio de la segunda gestión de Crespo Nos Une, llegó la pandemia de covid-19 y en consecuencia, las restricciones sociales que afectaron especialmente las actividades culturales y artísticas. La subdirectora de Cultura y Juventud de la Municipalidad de Crespo, Ivana Capellino, describió a Paralelo 32 qué se pudo hacer hasta ahora desde su oficina. “El área es muy amplio y atraviesa todas las otras áreas, trabajamos la parte artística y cultural con la gente de Ambiente o con Desarrollo Social; incluso con el área de emprendedores para personas que van a talleres como hobby o pasatiempo en un área artística o artesanal, para que puedan desarrollar como trabajo rentado”, comentó.

Actividades del área

La funcionaria recordó las actividades y la infraestructura que dependen de su subdirección. En el centro de toda la actividad están los talleres que se dictan tanto en el Centro Cultural La Estación, con más de 200 alumnos, como en IMEFAA con más de 450 asistentes. En total, hay 24 profesores para las distintas disciplinas como folklore, tejido, cerámica, canto, guitarra, dibujo, teatro, expresión corporal, manualidades y reciclado (todos en IMEFAA); cocina saludable, vitrofusión, escultura, dibujo y pintura, instrumentos musicales, batucada (en CC La Estación). También están incluidos el Coro del Centenario y la Orquesta Municipal, dirigidos por Eduardo Retamar. Ambas agrupaciones suman alrededor de 80 integrantes, e imparten clases seis profesores en violín, cello, trompeta, trombón, saxo y flauta.

Actividades en 2021

Aclaró que para 2021, se comenzó con inscripciones de interesados en diciembre del año pasado y en febrero abrieron las puertas a los alumnos. “Por suerte se pudieron llevar a cabo todos los talleres, aunque de manera más reducida”, comentó.

Se organizaron burbujas, se utilizaron espacios alternativos, como el salón del Sindicato Municipal para el taller de danzas folklóricas. El objetrivo es no aglomerar demasiadas personas en los puntos habituales de realización de los talleres. “Tenemos más de 16 talleres y todos los espacios nos quedaron chicos”, subrayó Capellino, a causa de los protocolos sanitarios que exigen números limitados de asistentes y distanciamiento interpersonal. Destacó que se funciona con cupos limitados y “la mayoría de los talleres tienen lista de espera”. Hay una gran demanda de todas las edades para realizar talleres y “la pandemia nos hizo pensar en otros lugares, que van a quedar, porque vimos que podemos ampliar espacios y horarios”, agregó.

Escuela de Música

“Tuvimos que cerrar el edificio de la Escuela de Música Don Ramón Avero, no estamos trabajando en este momento en ese lugar, porque se fue poniendo la energía en otros espacios”. Y ejemplificó con instrumentos musicales, que son talleres de la Escuela, “que nunca se habían dado en La Estación”. Se llevaron los talleres ahí y este año, por ejemplo, se desarrolló una banda de niños, de 5 a 12 años, Estación Rock, que se va a presentar por el Día de las Infancias. Hay más de 50 alumnos para los distintos instrumentos musicales, asistiendo a los cursos en La Estación.

“Los profesores de la Orquesta Municipal ocupan las instalaciones de la Escuela de Música con grupos más reducidos de integrantes de la orquesta”, dijo Capellino.

Reconoció que el edificio es muy antiguo, tiene necesidades de mantenimiento y reformas. “Estamos viendo que mejoras se pueden hacer, presupuestando trabajos para el año que viene”, dijo la entrevistada.

Juventud

En el sector de Juventud, que también depende de la subdirección, sigue el Programa Municipal de Becas, con 120 beneficiarios. Además, se está trabajando en una tarjeta estudiantil, con el Centro Comercial, Industrial, Agropecuario y de Servicios, para dar beneficios a los estudiantes en sus compras en comercios locales. Esta iniciativa se pondría en funcionamiento en el mes del estudiante.

Cambios en pandemia

Algunos cambios se produjeron en la socialización de los chicos, especialmente, a raíz de la pandemia. “Muchos chicos se quedaban toda la tarde a diversos talleres, luego que terminaba el suyo. Ahora, terminan su actividad y se tienen que ir, para dar lugar a otros”.

Con los talleres en el CC La Estación, “mucha gente descubrió ese lugar porque nunca habían ido, y se puso en valor el espacio”. Capellino destacó que “la contención que se hace es increíble”, a pesar de las restricciones en la socialización que imponen las medidas de aislamiento y distanciamiento social. Otra novedad de estos tiempos fue que en el canal local se estuvo divulgando el ciclo ‘Cultores de mi Ciudad’, con el apoyo del área de Cultura. La virtualidad se desarrolló con profesores de Paraná realizaron un taller tecnológicos para niños sobre ‘Ciencia con Videojuegos’; también, junto con el área de Educación se realizó el taller ‘Pequeños Científicos’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here