El gremio que representa docentes de toda la provincia anunció el viernes pasado un nuevo plan de lucha que contempla seis días de «desconexión virtual» a partir de este martes.

A través de la medida de fuerza exigen la derogación de los artículos 4, 5 y 6 de la Ley de Emergencia Solidaria y la urgente reapertura de la discusión salarial de los trabajadores de la educación.

Además, pretenden que todo aumento salarial sea percibido en blanco y el pago inmediato del saldo pendiente del Sueldo Anual Complementario del primer semestre del año.

Por otra parte, reclaman que «los recursos necesarios que permitan a los trabajadores contar con conectividad y equipamiento tecnológico, los cuales deben ser garantizados por el Estado».

«En momentos claves para el presente y futuro de nuestro país, , mientras los grupos concentrados de la economía fuerzan a la política para no verse afectados sus intereses económicos, los sectores populares peleamos por sobrevivir. El escenario de la pandemia puso al rojo vivo las desigualdades producidas por las políticas neoliberales», remarcaron desde el gremio docente.

Y agregaron: «Es imprescindible que el Gobierno de la provincia refuerce la atención a aquellos sectores cuyas condiciones de vida antes de la pandemia estaban sujetas a la pobreza».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here