Si bien la última palabra la tiene el intendente Adán Bahl, estos puntos fueron algunos de los que se plantearon en una reunión que se realizó este lunes entre representantes municipales y del sector comercial. Los días lunes, miércoles y viernes se atendería a quienes tengan DNI finalizado en número par; y martes, jueves y sábado a quienes tengan número impar.

Del encuentro participaron el intendente Adán Bahl, el secretario Legal y Administrativo de la Municipalidad, Pablo Testa, representantes del Centro Comercial e Industrial de Paraná, del Sindicato de Empleados de Comercio y de la Cámara de Comerciantes del Microcentro.

La reunión se concretó luego de la decisión del gobernador Gustavo Bordet de autorizar el funcionamiento de comercios minoristas y pequeños oficios, que implica que cada municipio realice las habilitaciones respectivas en base a protocolos específicos.

Una de las cuestiones que se determinó es que los comercios “tengan un horario corrido de funcionamiento para evitar que los empleados tengan que trasladarse cuatro veces por día en transporte público”, afirmaron fuentes del sector comercial.

La discusión pasó por el horario en el que se los habilitaría: Bahl planteó que sea por la tarde para que no se concentre tanta gente en las calles durante la mañana, teniendo en cuenta que a esa hora funcionan los bancos, hay guardias en las oficinas públicas y es mucha la gente que circula.

Por su parte, los comerciantes plantearon que al menos se pueda abrir desde poco antes del mediodía para, de ese modo, aprovechar la circulación de personas: “A la tarde está muerto, no anda nadie”, dijeron.

Los negocios podrían abrir cinco o seis horas por día y está evaluándose la posibilidad de permitir la apertura los días sábados.

Entre otras medidas, también se definió que el número de empleados esté reducido al 50%, es decir, que se roten. Esto también tiene que ver con una cuestión de preservación de la actividad en el caso de que eventualmente se produzca un contagio: “Si uno se infecta y tenés a todo el personal trabajando en el mismo lugar los mismos días te quedás sin empleados”.

Por otra parte, se indicó a esta Agencia que la idea es que “haya un empleado por cliente y que el resto vaya esperando afuera”.

Por número de DNI

Otro de los puntos sobre los que hay acuerdo es que los negocios atiendan los días lunes, miércoles y viernes a quienes tengan DNI finalizado en número par, y martes, jueves y sábado a quienes tengan documento terminado en número impar.

“Se busca que coincida con el cronograma que rige, por ejemplo, para quienes cobran la asignación universal, así la gente que va a cobrar ya aprovecha la salida y puede ir a algún comercio”, expresaron desde el sector comercial.

“Un gran paso”

“Es un gran paso que se pueda habilitar la apertura de comercios, porque la modalidad de venta on line no sirvió de nada. Se vendió un 10 o 15%. Depende del rubro, pero la gente que tiene indumentaria o calzado no vendió casi nada”, manifestaron a esta Agencia desde el sector comercial.

Finalmente, señalaron que una buena parte de los comerciantes recibió la ayuda del Gobierno nacional que aporta el pago de un porcentaje de los sueldos de los empleados.

Y destacaron que se coincidió entre todos los empleadores que “lo último que se tenía que dejar de pagar eran los sueldos. Primero el empleado y después todo lo demás”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here