Nogoyá.- Dieron inicio los trabajos en el cuartel de Bomberos Voluntarios de la ciudad. El ambicioso proyecto prevé contar con un cuartel anexo al existente para mejorar el servicio en la emergencia.

Al respecto el vicepresidente de la asociación Pablo Páez, contó en Radio La Voz que como primer paso comenzaron con la adecuación del terreno para la posterior ampliación del cuartel de bomberos voluntarios, “al inicio de la gestión nos vimos en la disyuntiva de acondicionar el galpón actual o empezar a soñar con uno nuevo, entonces evaluamos costos y operatividad y decidimos encarar el ambicioso proyecto para la comenzar la ampliación”.

Sobre el proyecto, la autoridad de la asociación dijo que a cargo del mismo están las arquitectas Gabriela y Claudia Lanza “ya cumplimos con toda la documentación referente para la aprobación del mismo, ahora hay que comenzar a ejecutar la obra. Es un cuartel anexo digamos, se va a construir adelante del galpón actual una sala de máquinas, donde se van a ubicar las unidades y el equipamiento para el personal, tendrá mejor operatividad a la hora de una emergencia” aseguró.

Sobre el costo y el plazo de ejecución de la obra, Páez mencionó que si bien hubo un presupuesto inicial para la totalidad de la obra, la inestabilidad en los precios obligó a que el proyecto se encare por etapas, “no hay un parámetro en cuanto a precios y por lógica también van cambiando los valores de mano de obra, así que vamos a ir haciéndolo por etapa y presupuestando cada una de ellas” afirmó.

A futuro, una vez concluida la obra de ampliación en la parte delantera del predio que posee el cuarte en avenida Italia, está previsto continuar con trabajos en el edificio actual: “luego de concretada esta obra no nos vamos a detener, porque luego se vendrá la puesta en valor del edificio que hoy utilizamos como sala de máquinas” adelantó el integrante de la comisión directiva.

Sobre la ejecución de los trabajos, contó Paez que se acordó priorizar la mano de obra local, “pedimos presupuestos a metalúrgicas, arquitectos y albañiles de la ciudad, sabemos que brindamos un servicio a la comunidad y nos debemos a ella, podríamos contratar afuera, pero no es nuestra intención, queremos que el cuartel tenga sentido de identidad en todos sus ámbitos”.

Para la Asociación de Bomberos Voluntarios, encarar este trabajo “es todo un desafío en este contexto, tenemos los subsidios que llegan desde nación y provincia, pero esos debemos rendirlos en cierto tiempo, debemos cumplir con todos los requisitos en materia económica.

Realizamos todos los controles, municipales, provinciales y nacionales. Nuestro contador debe rendir de manera constante a personería jurídica de la provincia sobre los movimientos económicos de la comisión directiva. Pero afortunadamente, logramos sanear la comisión directiva, desde hace tres gestiones se viene dando un ímpetu de continuidad, de proyectos en común entre una y otra gestión, eso es muy positivo y permite el crecimiento a largo plazo de la institución”.

Solidaridad a través de un plato de comida

Desde que comenzó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, el cuerpo activo de Bomberos Voluntarios tuvo la iniciativa de cocinar para aquellas familias que se ven afectadas por la cuarentena y la falta de trabajo para llevar comida a sus viviendas. Es por eso que cada sábado a la noche preparan unas 500 porciones, ya sea de guiso, estofado o pastas para dichas familias.

“Realizamos esta tarea de forma desinteresada, haya o no siniestros cuerpo activo y comisión nos ponemos a cocinar y brindamos la cena a familias carenciadas. Hay gente que ya está agendada para recibir la comida, pero de todas maneras las unidades salen en recorridas por la zona del volcadero municipal, barrio Chañar, villa Ghiano y otros barrios.

Agradezco a familias y comerciantes que llaman y nos dicen que pasemos a buscar la donación para cocinar, nos dan dinero en efectivo, verduras, carne o comestibles y eso es muy valorable.

Es un aporte que hacemos entre todos, más allá del trabajo de la cocina, entre todos colaboramos con una olla, un quemador, utensilios de cocina o lo que sea necesario” celebró Páez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here