El juez de Transición Nº1, Carlos Ríos, llamó a indagatoria a los hermanos Luis Miguel, Juan Diego, Sebastián; la madre Leonor María Magdalena Marcial de Etchevehere; y su cuñado Arturo; para los días 17, 19, 24 y 26 de noviembre en una causa en los que se los acusa por estafa y que tiene como eje el vaciamiento de la empresa Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), editora de El Diario de Paraná.

Por la misma causa también citaron a Walter Grenón, Viviana Grenon, Germán Buffa y Luis Alberto Guevara. El primero fue el accionista mayoritario del matutino cuando la administración de Sergio Urribarri decidió adquirir el 60 por ciento de las acciones de la empresa a través del empresario mutualista. Los demás fueron administradores y gerentes del mismo.

La denuncia del vaciamiento de la empresa la impulsó Dolores Etchevehere y en el expediente se recolectó una abultada evidencia. Por ejemplo correos electrónicos entre integrantes de las familias Etchevehere y Grenon.

Según informó Página Judicial, en abril de 2012 el grupo Grenón y el grupo Etchevehere llegaron a un acuerdo por el cual cada parte retiraría inmuebles de SAER por un valor equivalente a su participación accionaria; y así quedó asentado en las actas del Directorio fechadas los días 16 y 20 de marzo de 2012.

El plan consistía en transferir todos los inmuebles de SAER a las sociedades Nexfin S.A y Arroyo Ubajay S.A, que integraba Grenón; y Construcciones del Paraná S.A, cuyos únicos accionistas eran los Etchevehere, aunque la firma recién se inscribiría el 3 de agosto de 2012. Por eso Dolores habla de ésta como “una sociedad anónima fantasma”.

La transferencia de los inmuebles se concretó entre agosto y septiembre de 2012, aunque antes hubo que salvar el problema que significaba la falta de capacidad económica de Construcciones del Paraná, y lo hicieron a través de la Asociación Mutual Unión Solidaria (AMUS) de Grenón, que ya venía financiando a El Diario.

La maniobra consistió en establecer un movimiento circular del dinero en danza para simular las operaciones inmobiliarias. Por cada escritura de venta de un inmueble se confeccionaba un contrato de mutuo emitido por la mutual que hacía las veces de prestamista, y se emitía un cheque a nombre de Construcciones del Paraná; inmediatamente la sociedad endosaba esos valores a favor de SAER por la escrituración de cada inmueble y SAER derivaba los cheques a la mutual. Lo que ocurría entonces era que los cheques volvían a quien los había emitido y las propiedades cambiaban de dueños, aunque solo de manera formal, porque salían del patrimonio de SAER y pasaban a pertenecer a otras empresas cuyos miembros eran los socios de SAER.

La causa por administración fraudulenta supo estar en manos de la jueza Paola Firpo. El Diario, en 2018, se desprendió de 80 trabajadores de prensa a los que no le pagaron indemnización, por lo que se iniciaron juicios laborales.

El matutino, casi inexistente en la esfera periodística de la ciudad, entró en concurso y tramita en el Juzgado Civil y Comercial Número 9, de Ángel Moia. Se decretó la inhibición general de bienes de la empresa y designó a los contadores José María Caviglia, Mariana Elena Cerini y Pablo Andrés Grippaldi como síndicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here