Nogoyá.- El 12 de marzo de 2020 fue hallada sin vida la trabajadora municipal “Pelu” Portillo, encargada del área de barrido, denominado Onda Verde. Su deceso por autodeterminación se produjo luego de que la justicia allanara el domicilio de Portillo y localizara en el interior de la vivienda, celulares, agendas, herramientas, alimentos, bebidas, cartelería con el logo de la municipalidad, rollos de alambre, dinero en efectivo, escobillones para el barrido de calles y otros elementos de interés para la causa, que hoy está caratulada como “Supuesto peculado culposo por inobservancia y omisiones en la administración”.

Pero la denuncia que derivó en el allanamiento, fue realizada por una empleada del área de barrido, donde manifestó que Portillo se quedaba con dinero de los empleados.
Ese conflicto derivó en la muerte de Portillo, quien dejó una carta a su familia donde habría dado detalles de interés para la causa, por lo que su familia también se presentó como querellante.

En su momento, el fiscal Federico Uriburu informó que la mujer estaba sospechada de controlar las asistencias de las personas a su cargo y les habría descontado dinero, del cual se habría apropiado. “Muchas personas figuraban como que estaban percibiendo los subsidios, el dinero salía de las arcas de la municipalidad, pero en realidad ellos no lo cobraban», indicó el fiscal.

Hoy el proceso judicial está avanzado y las partes acordaron un juicio abreviado, eso conlleva a que los funcionarios municipales involucrados en la denuncia deban dejar sus lugares y se genere una expectativa en el municipio por los recambios obligados que debe hacer Rafael Cavagna.

Una de las figuras resonantes para ocupar la Secretaría de Gobierno es la concejal Ayelen Correa, lo que genera una doble expectativa porque, de aceptar el cambio, asumiría un nuevo edil dentro del bloque de Juntos por el Cambio, con el detalle que según el orden de la lista asumiría Danilo Franzot (PRO), pero si se fijan criterios de paridad de género sería la docente Natalia Escudero (UCR) que ocuparía la banca que deja Correa.

Si bien los concejales oficialistas se muestran como una fuerza homogénea, es sabido que la proximidad del 2023 ya está dejando a la luz intereses políticos y ningún sector está dispuesto a relegar lugares.

Ayelen Correa, por el momento concejal oficialista, dialogó con FM Del Éxodo y reconoció que mantiene charlas con el intendente pero no confirmó aún ser la reemplazante de Barreto.

“Como todos saben algunos miembros del gabinete están pasando por una causa judicial que está por resolverse en breve, lo que implicaría que dos funcionarios del municipio tengan que dejar sus lugares como son Marcelo Barreto y Carina Gómez. Hoy nos está preocupando eso, son temas que estamos hablando para que no nos tome desprevenidos al momento de la resolución de la justicia. Es cierto que estuvo la conversación de que pueda ocupar la secretaría de gobierno, para lo cual debo dejar mi banca de concejal y me genera sentimientos encontrados. Podría existir la posibilidad”, reconoció Correa y agregó que uno de los motivos que la frena a tomar la decisión es el voto de la gente que le confió para ser concejal, “pero también he estado pensando que el compromiso que me hice al asumir como concejal, ahora debo redoblarlo, si bien no como representante del pueblo como es ser concejal, seguiría estando al servicio de la sociedad será desde otro lugar”.

Sin confirmarlo, dijo que “si bien Marcelo se tiene que ir, siempre será una persona de consulta y de mi confianza a la hora de trabajar. Espero estar a la altura de la circunstancia y redoblando el compromiso con la mayor responsabilidad”, palabras que a todas luces parecen confirmar su aceptación del cargo.

Sobre su compromiso político y ambiciones, la concejal dijo que le gusta participar y estar al servicio de la gente y añadió: “obviamente que si uno participa es porque tiene ciertas ambiciones, desde el lugar donde se crea útil y capaz. La secretaría de gobierno es un área compleja, por eso me lleva a pensarlo muy bien. Cuando estuve en la Coordinación Legal trabajé al lado de la Secretaría de Gobierno y pude conocer cómo se maneja el área, siempre tratando de aprender de cada lugar. Sé que muchas áreas dependen de la Secretaría de Gobierno, pero hoy mi preocupación es ver que resuelve la justicia respecto a Marcelo y Carina, sé que estando en funciones se corre el riesgo de que pasen estas cosas, pero tengo la absoluta convicción de que ninguno de los dos se quedó con nada, ni con plata ni con mercaderías. Sí pudo haber una omisión de control, pero convencidos de que no se quedaron con nada de nadie”, reafirmó.

En el Concejo

También está expectante a este escenario el Concejo Deliberante y por ende las fuerzas políticas del PRO y el UCR. Respecto de esto, Correa señaló: “la realidad es que esto nos toma por sorpresa, se va dando todo de manera acelerada. Si bien en la lista de concejales sigue Danilo Franzot, estamos viendo en el Concejo y consultando los alcances de la Ley de Paridad Integral de Género, porque en ese caso, si nos ajustamos a esa ley debe asumir Natalia Escudero”, recordando que la Ley de Paridad se promulgó en 2020 y si bien este concejo asumió en 2019 bajo otras condiciones de ley, la secretaría del Concejo Deliberante se encuentra realizando las consultas pertinentes para determinar quién ocuparía la nueva banca.

Con respecto a la causa judicial en curso, opinó que “fue una situación trágica que nos afectó muchísimo y esperemos que sea lo más justo para ellos también. Desde nuestro lugar nos queda acompañar para ayudar a afrontarlo. Esto del reemplazo es decisión del intendente, si bien en mi tiene su confianza, son cosas que solo él debe resolver. Hoy tanto Carina Gómez como Marcelo Barreto están en funciones y estarán un tiempito mas hasta tanto se inicie la instancia judicial mencionada”.

Cavagna: No hubo dolo

Siempre vinculado a este proceso judicial, el titular del Ejecutivo nogoyaense comentó que “Existe la posibilidad de que se acuerde un juicio abreviado, por el tipo legal previsto, porque nadie se robó nada sino que hay una inobservancia” dijo el intendente Cavagna, remarcando que “está demostrado que no hubo faltante alguno por parte de nuestro funcionariado, sino que puede haber algún cambio en el gabinete debido a que hay una imposibilidad de que ciertos empleados y funcionarios municipales, administren fondos públicos mientras atraviesan procesos judiciales”.

Por ende se continúa trabajando con Marcelo Barreto y Carina Gómez y también con los empleados, pero si llega a haber una instancia de juicio abreviado aprobada y homologada por la justicia, “veremos cómo actuar, pero siempre con la tranquilidad de que sigan desempeñándose en la función pública”.

El intendente dejó en claro que no es un delito doloso, “no se ha determinado ningún faltante de dinero a los funcionarios en cuestión, no conozco la causa de fondo pero si estoy en conocimiento por lo que ellos me informan. El municipio está constituido como actor civil, si se da esta instancia quiero llevar tranquilidad a los vecinos de que mis funcionarios no han robado absolutamente nada, de que tienen claramente la posibilidad de continuar en funciones por la misma posibilidad que da abreviar un juicio de esta envergadura.

Estamos tranquilos, trabajando y con muchas cosas por realizar”, concluyó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here