El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, informó este lunes que cerrará sus fronteras a cualquiera que no sea ciudadano, estadounidense o residente permanente, además, instó a los canadienses a quedarse en casa durante la pandemia del coronavirus.

“Todos los canadienses deben quedarse en casa lo más posible”, pidió Trudeau afuera de su residencia, en donde se encuentra en cuarentena voluntaria después de que su esposa diera positivo al virus.

El gobernante explicó que su gobierno tomó esta decisión en base a las sugerencias de salud pública. Sin embargo, los estadounidenses quedarían exentos a pesar de que aumentaron los casos de la enfermedad en Estados Unidos.

Reconocemos el nivel de integración de nuestras dos economías”, afirmó.

Pese a que el país cerrará sus fronteras para los extranjeros, Estados Unidos mantiene su predominio por ser el principal socio comercial de Canadá, ya que el 75% de sus exportaciones llegan a ese país.

Por otro lado, el premier agregó que los vuelos internacionales solo podrán llegar a los aeropuertos de Toronto, Montreal, Calgary y Vancouver.

Bajo las medidas sanitarias, las aerolíneas deberán revisar si los pasajeros presentan síntomas de COVID-19 y, de ser el caso, no podrán abordar el avión para regresar a Canadá.

El país toma “pasos cada vez más agresivos” para mantener a la población segura, según Trudeau.

La pandemia del coronavirus ha infectado a más de 169.000 personas y matado alrededor de 6.500 en todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here