Con una diversificada línea de productos, Calisa se posiciona en el mercado externo, con rigurosos procesos de seguridad alimentaria, innovación y bajo estrictas normativas internacionales, siendo la sustentabilidad eje transversal a su negocio.

Desde hace más de 20 años Calisa exporta sus productos a países de todos los continentes, contando con habilitaciones y certificaciones internacionales y elegir el pollo argentino es lo que tienen en común China, Rusia, República del Congo, Cuba, Vietnam, Brasil, Canadá, Uruguay, Sudáfrica, Perú y Polinesia Francesa.

En las plantas de Calisa trabajan bajo las normas BMP (Buenas Prácticas de Manufactura) que involucran a personal, infraestructura, instalaciones y equipos, mantenimiento y distribución. La producción se realiza bajo el sistema HACCP, que regula y otorga mayor confianza a la inocuidad alimentaria en todos sus procesos de producción.

La planta se encuentra habilitada para Unión Europea, Canadá, China, Chile, Rusia, entre otros países. La certificación BRC, estándar mundial para la seguridad de alimentos y habilitación internacional HALAL, permite la comercialización en el mercado islámico.
Trabajan cumpliendo con el bienestar animal de las aves, en todas las etapas bajo los lineamientos de Unión Europea y del National Chicken Council de los Estados Unidos.

Así, la comercialización de pollo entero, gallinas, alas, menudos, carcasas, filet, pechugas, piel, harina y productos de gran valor agregado cocidos y congelados, desde Entre Ríos al mundo, convierten a Calisa en el gran exponente de la industria avícola argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here