Caixendé electa como la mejor batucada del país

0

Victoria.- Todavía no sale de la emoción el grupo liderado por Miguel Trezza tras el logro conseguido en Gualeguay el pasado viernes 15, oportunidad en que fueron elegidos como la Mejor Batucada del país entre 31 formaciones. También participó El Batuque, obteniendo un respetable 9º lugar en las preferencias del jurado.

En diálogo con Paralelo 32, Trezza destacó el compromiso de los 35 músicos que viajaron para desplegar la coreografía de Egresados- Clase de Música, con sus respectivos vestuarios e instrumentos; y el despliegue que mostró su Pasista Femenina, Fernanda Balbi (que ocupó el 4º lugar); su Pasista Masculino Lautaro Arredondo (7º lugar) y el destaque recibido por la interpretación de Daniela Isaac (Revelación).

“Estamos felices de este logro, pienso que la propuesta de Egresados, donde involucramos desde el UPD (último Primer Día), pasando por viaje a Bariloche hasta llegar a la noche del baile del estudiante, fue determinante para el voto del jurado, que además valoró ese esfuerzo de meses de ensayos hasta lograr cubrir en 12 minutos esos 100 metros sobre el Corsódromo de Gualeguay.

“Este encuentro es el más importante del país, además del más antiguo. En nuestro caso, somos los únicos que hemos participado de todas las ediciones desde que inició oficialmente en 2004”, comenzó diciendo Trezza a nuestro Semanario, aclarando que en alguna oportunidad lo hizo al frente de Satanú Do Samba, y que hubo años que se postergó por diversos motivos.

Así las cosas, esta edición figura como la número 13, la cual lejos de ser una cábala mufa, significó un número de la suerte para los victorienses.  

“En realidad empecé a ir a estos encuentros que llamaban ‘tocatas’ desde el 2001 cuando se hacían por calle San Antonio, de plaza a plaza; eso me llevó al año siguiente a viajar con Satanú, pero oficialmente arrancó en 2004 y la convocatoria fue tal que sumó jurados de Brasil, y la participación de Baterías de Uruguay, que es otra de las categorías en juego, hoy es un certamen de prestigio al que todos aspiran llegar de la mejor forma”.

Este año el cupo era 36, y se acotó finalmente a 31. Además, a las categorías ya descriptas se agregó Pasista Junior (que no compitió sino que se hizo de forma participativa), y Cuerpo de Baile, donde se desarrolla una coreografía partiendo de un mínimo de 4 integrantes hasta un límite de 12 que acompañan la batucada.

Dentro de la evaluación, Miguel precisó que se tiene en cuenta la coreografía, originalidad, puesta en escena, cambio sincronización de ritmo, y complejidad de lo que se ejecuta. En el caso de la vestimenta usada, optaron por un traje, moño y el birrete de graduación.

Para reflexionar

Esta consagración para los victorienses abre puertas y convocatorias de distintos carnavales dentro y fuera de la provincia, la gran pregunta es ¿por qué no se evidencia ese brillo y despliegue nuestra fiesta mayor? Donde no solamente que se trabaja siempre a contrareloj sino que además se termina optando por traer expresiones de otras ciudades para engalanar el carrusel, generando un gasto mayor cuando en principio se pone sobre la mesa que se trata de un carnaval de emergencia.  

“En lo personal, creo que todos anhelamos un carnaval mejor, y estamos dispuestos a trabajar, pero con tiempo, presupuesto y una comisión que advierta la importancia del trabajo a conciencia. Es una cuestión de entendimiento donde superar diferencias; ojalá 2023 sea distinto y no que empecemos a pensar en todo desde diciembre, porque esa incertidumbres termina por transformarse en crítica, nos merecemos un mejor carnaval, y estamos en condiciones de llevarlo adelante”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here