Cada vez más empresas argentinas compran huevos de gallinas libres de jaulas

0

Por Romina Viscarret (Gerente Relaciones Corporativas Sinergia Animal).- Las necesidades e inquietudes del consumidor -que vivían una clara transformación desde hace unos años-, se han visto aceleradas por las nuevas realidades de la pandemia. La tendencia es clara: ahora buscamos productos más verdes, más saludables y más éticos. Al mismo tiempo, no solo es el valor nutricional lo que destaca en las góndolas: la pregunta sobre los medios de producción y el nivel de afectación sobre los animales que son utilizados por la industria juega un papel fundamental al momento de la compra.

En el caso de los huevos, desde la ONG Sinergia Animal celebramos que las empresas argentinas han duplicado su participación en el reporte Cage-free Tracker (Reporte Libre de Jaulas) que visibiliza sus avances en bienestar animal en la producción de huevos.

Algunas marcas como Carrefour Argentina, Café Martínez, Le Pain Quotidien, Harper’s Juice Bar, Tostado Café Club, Freddo, Havana, Green Eat y Tea Connection, se han convertido en referentes de su gremio al comprometerse a no utilizar huevos de gallinas ponedoras confinadas en jaulas, y este año, cuatro de ellas respondieron la encuesta de seguimiento para presentar su progreso.

Producción y bienestar

La necesidad de trabajar con el sector corporativo surge debido a que el 90% de los huevos comercializados en Argentina se producen bajo un sistema controversial y considerado como uno de los más crueles hacia los animales. Las gallinas que viven en jaulas en batería no pueden realizar gran parte de sus movimientos naturales: como caminar libremente, extender sus alas por completo o picotear. Además, el hacinamiento y el material metálico de las jaulas les provoca lesiones, intenso sufrimiento y propicia el desarrollo de enfermedades óseas dolorosas.

Ante esta realidad, numerosos gobiernos alrededor del mundo han decidido prohibir las jaulas en batería convencionales y cientos de empresas multinacionales como Nestlé, Unilever y Burger King ya han implementado políticas a nivel mundial para corresponder con esta tendencia la cual consideramos no sólo urgente sino imparable. En nuestro país ya se está presentando un antecedente legislativo con el proyecto de ley de etiquetado de huevos que presentamos en marzo de este año junto a la Asociación Coordinadora De Usuarios, Consumidores Y Contribuyentes.

Lo que nos revela este panorama es que ya no podemos continuar con el mismo modelo: aquel que considera que los animales son objetos destinados a nuestro servicio y afortunadamente, este cambio de percepción no es ajeno a los países latinoamericanos.

Nuevo escenario

Hoy nos urge cambiar las condiciones de sufrimiento de millones de animales en Argentina. Esta es una tarea a mediano plazo que responde a la problemática animal y que irá acorde al nivel de conciencia del público. Sin embargo, tenemos un objetivo más ambicioso para el futuro: el reconocimiento de las gallinas, y todos los animales explotados por la industria alimentaria como seres sintientes, merecedores de respeto y consideración. Confiamos que este cambio de perspectiva nos acerque a un sistema alimentario diferente, más ético, más justo y más seguro para el futuro.

De aquí la necesidad de trabajar con el sector de empresas alimenticias para que implementen políticas de bienestar animal para dejar de utilizar huevos de jaulas hacia el 2025 como ocurre a nivel global. Hoy en día no podemos permitir que los animales sean tratados como meros objetos en pos de un rédito económico.

2021 es un año de desafíos, donde la cadena de valor puede hacer diferencia en los negocios, en las necesidades de los consumidores, y en la vida de los animales siendo explotados en la industria de la alimentación y tal vez sea el momento adecuado de dar un paso adelante hacia un mundo más justo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here