Buscan concientizar sobre la importancia de continuar los controles médicos durante el aislamiento social preventivo

0

Buenos Aires (Por Natalia Czaban).- La pandemia ha modificado la vida de manera rotunda debido a la obligación que implica evitar los contagios y la propagación del virus del Covid-19. Todas las personas cuentan con el mismo riesgo de contraerlo de no seguir las medidas de distanciamiento social e higiene recomendadas por las autoridades de salud.

Sin embargo, algunas personas con patologías cardiovasculares tienen mayor probabilidad de agravar sus cuadros clínicos. La adoptación de medidas para la prevención del contagio por Covid- 19 y el miedo generalizado a salir de casa, han provocado que muchas pacientes retrasen la atención ¬médica necesaria, aun en presencia de síntomas de enfermedades graves y potencialmente mortales como el infarto agudo de miocardio.

Un trabajo de médicos especialistas argentinos- publicado en la última edición de la revista Medicina- afirma que, de mantenerse un menor control de los factores de riesgo cardiovascular de abril a octubre de 2020, podrían producirse hasta 10.500 nuevos casos prevenibles de enfermedad cardiovascular y entre 6 mil y 9 mil muertes evitables.

Asimismo, durante el periodo de aislamiento estricto se evidenció que la cifra los infartos de miocardio con falla cardíaca aguda llegó al doble de las cifras anteriores al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). Dichos casos han sido de carácter grave y de alta mortalidad donde al evento se le suma un cuadro de falla cardíaca aguda (insuficiencia cardíaca), producido por una consulta tardía.

“No debemos perder de vista que las afecciones cardiovasculares, entre las cuales las principales manifestaciones son el infarto agudo de miocardio, el ACV (stroke) y la insuficiencia cardíaca, son responsables cada año en la Argentina de casi 100 mil muertes, lo que representa en promedio 273 fallecimientos diarios”, comentó el Dr. Diego Grinfeld, cardioangiólogo intervencionista, presidente del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI).

Los especialistas recomiendan la consulta temprana ante la aparición de cualquier síntoma de enfermedad cardiovascular, retomar la realización de aquellos estudios programados o recomendados, no abandonar la toma de las medicaciones, mantener las conductas alimentarias y las recomendaciones de actividad física indicadas por su médico.

Siguiendo la línea de los principales centros de salud del país, Confía en tu corazón, la campaña impulsada por el CACI (Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas.), CACCV (Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares), SAC (Sociedad Argentina de Cardiología) y ADECRA+CEDIM (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina y Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio), tiene el objetivo de crear conciencia pública sobre la importancia de tomar medidas inmediatas (consultar al médico, ir al hospital o llamar a los servicios de emergencia) al experimentar síntomas relacionados con enfermedades cardíacas.

“Aunque algunos hospitales pueden registrar menos ingresos de pacientes por ataques cardíacos y otras enfermedades cardiovasculares, eso no significa que dichos eventos estén en declive. Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de muerte en todo el mundo: anualmente mueren más personas por enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa. El grupo de afecciones como el infarto, el ACV y la insuficiencia cardíaca, entre otras, que en conjunto son las responsables de casi 100 mil muertes cada año en nuestro país”, señaló el Dr. Javier Ferrari Ayarragaray, vicepresidente del Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares.

Desde ADECRA+CEDIM, el Dr. Alberto Alves de Lima Director Médico de ICBA, Instituto Cardiovascular y miembro de la comisión de directores médicos Adecra+Cedim sostiene que, “Hay un 40% menos de pacientes que consultan por infarto, notamos menos intención de consultar ante síntomas sugestivos. Esto es consistente con lo observado en el resto del mundo, con caídas entre el 30 al 50%. Y resulta más peligroso aún que los pacientes demoran la atención, es decir, llegan más tarde y con peor pronóstico (producto de la demora en la consulta) con el doble de mortalidad que el año pasado”.

Existen diversas patologías relacionadas con emergencias cardiacas como el infarto que no pueden esperar para ser atendidas fuera del contexto de Covid-19. Los ataques al corazón, otro tipo de afecciones pueden alterar el ritmo cardíaco y provocar una muerte súbita cardíaca, junto a la insuficiencia cardíaca y arritmias como la bradicardia, taquicardia y la fibrilación ventricular; son patologías que merecen atención inmediata y seguimiento con el cardiólogo al margen de la cuarentena actual en Argentina.

La insuficiencia cardíaca es una afección grave que ocurre cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. En lo que respecta a la Fibrilación Auricular, es un tipo de arritmia que puede causar latidos rápidos e irregulares en las cavidades superiores del corazón llamadas aurículas. Además, la Bradicardia que es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) en la que el corazón late demasiado lento: inferior a los 60 latidos por minuto. En cuanto a la Taquicardia, se refiere al latido del corazón rápido con frecuencias cardíacas en reposo superiores a los 100 latidos por minuto. A esta velocidad, el corazón no puede bombear sangre eficientemente hacia todo el organismo y el cerebro.

Tanto el CACI, CACCV, SAC y ADRECRA+CEDIM, buscan brindarle a la comunidad de pacientes cardiovasculares la tranquilidad en cuanto a las condiciones de bioseguridad que los diferentes hospitales, clínicas y centros asistenciales del país tienen. Todos los espacios de atención al igual que el personal médico y asistencial, cumplen los protocolos estrictos de cuidado y seguridad, dando así espacios sanitizados para consulta, exámenes y pruebas de diferente índole que el paciente requiera para su diagnóstico y seguimiento.

Hay hábitos que todos pueden adoptar para limitar el riesgo de contraer el virus del Covid 19 y controlar el estado de la salud. Si se tiene una afección cardíaca, la Sociedad Europea de Cardiología y la American Heart Association recomiendan lo siguiente:

• Evitar contacto físico con las personas enfermas.

• Mantener una distancia de dos metros de otras personas siempre que sea posible.

• Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia durante al menos 20 segundos.

• Usar barbijo en espacios donde se encuentren otras personas.

• Cubrirse la boca con un pañuelo al toser, o hacerlo en el interior del codo.

• Cubrirse la nariz con un pañuelo al estornudar o usar la parte interna del codo.

• Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

• Limpiar las superficies que se tocan a menudo, como manijas, volantes o interruptores de luz con un desinfectante para eliminar el virus.

• Quedarse en casa tanto como sea posible, incluso trabajando desde el hogar si esto es factible.

• Si se tiene fiebre (una temperatura de 37.8 ° C o más), tos o una infección en el pecho, debe aislarse y consultar con un médico.

• Tomar sus medicamentos según lo recetado por su médico, y mantenerse en contacto con su equipo de atención médica.

• Asegurarse de comer bien y estar físicamente activo.

• Buscar atención médica inmediata o llamar a los servicios de urgencias si experimenta alguno de los siguientes síntomas: dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones, desmayos, parálisis facial, debilidad en los brazos y dificultades para hablar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here