El presidente Mauricio Macri admitió hoy que las “medidas de control cambiario no nos gustan”, pero aclaró que fueron implementadas para “evitar daños mayores y que sean lo menos invasivas posibles”, y para cuidar los ahorros de la clase media.

“Buscamos cuidar el ahorro de la clase media, porque sabemos que sus ahorros significan mucho. Con estas medidas estamos protegiendo ese esfuerzo”, enfatizó el jefe de Estado.

Además, Macri reclamó que “todas las fuerzas políticas demos señales reales de previsibilidad” para lograr que la situación económica del país se estabilice, al clausurar la jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que se llevó a cabo en un hotel porteño.

Macri consideró “fundamental construir consensos” y aseguró que la “única manera de salir adelante es con la paz”.

Explicó que a lo largo de estas semanas el gobierno se focalizó en dar “alivio en el día a día” a la gente “mientras seguimos tratando de estabilizar el tipo de cambio para que no siga repercutiendo con más inflación y pobreza”.

En ese contexto, enumeró la implementación del “aumento del piso del impuesto a las ganancias” y el incremento del salario mínimo, medidas que, según manifestó, “este mes impactarán en 4 millones de argentinos”.

Los empresarios recibieron con aplausos la alusión que hizo Macri sobre la incorporación del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, “para ser parte de esta nueva etapa” y agradeció “el apoyo que ha tenido”, en presencia del flamante funcionario.

El mandatario destacó que las medidas implementadas por el gobierno fueron diseñadas para evitar daños mayores y proteger a los más vulnerables”.

“Seguramente en estos años hemos cometidos errores y pronósticos que no se cumplieron”, afirmó Macri, quien además anticipó que ya habrá “tiempo para debatir en la campaña sobre esos errores y lo que pensamos hacer distinto”.

Enfatizó además que en la tercera semana de la crisis se cedió luego de “otras irrupciones políticas, poner un límite a la volatilidad al mercado de cambio para proteger a los ahorristas, evitando cualquier tipo de discrecionalidad y que solo se justifican en la emergencia”.

Dijo que “la clase media siempre pone el hombro y siente que su esfuerzo nunca es retribuido como se merece”.

“En este marco de incertidumbre, una forma concreta de cuidar los ingresos y los ahorros es que todas las fuerzas políticas demos señales reales que reduzcan la imprevisibilidad, es fundamental construir consensos”, señaló.

Por otra parte, el mandatario le dijo a los hombres de negocios que “este gobierno, que ha sido el primero en cien años en estar en minoría, ha trabajado desde el primer día manteniendo el diálogo entre Nación y provincias”, las que recibieron “el total de los recursos coparticipables”.

Macri garantizó a los empresarios que “en el clima de diálogo, se mantiene en contacto con los distintos partidos que compiten para las elecciones de octubre”.

Además, destacó que se está viviendo en una “República libre, a la que le falta seguir encaminando la economía para que salga de estas altas y bajas”.

El presidente aseguró que se podrá “seguir batallando para tener un país donde se pueda vivir sin compartimientos mafiosos ni corrupción que destruyen empleos”, y dijo sentir que está “mejor, más allá de esta coyuntura económica que tanto daño nos ha traído”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here