La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, Anvisa, suspendió el lunes los ensayos clínicos de una vacuna para el coronavirus del laboratorio chino Sinovac después de un “grave incidente adverso” detectado el 29 de octubre.

Anvisa no dio otros detalles, ni tampoco explicó por qué el problema ocurrido en octubre se anunciaba ahora.

“Con la interrupción del estudio no se puede vacunar a ningún voluntario nuevo”, dijo el organismo en un comunicado.

La vacuna de Sinovac se estaba probando en el estado de Sao Paulo y sería manufacturada principalmente por el Instituto Butantan, una firma local. Butantan expresó en un comunicado su sorpresa por la decisión de Anvisa y dijo que ofrecería una conferencia de prensa este martes.

Sinovac, por su parte, dijo este martes en China que estaba en contacto con las autoridades brasileñas y que seguirá comunicándose con Brasil en este asunto. Añadió que el ensayo clínico en Brasil se hace estrictamente de acuerdo con las normas y expresó su confianza en la seguridad de la vacuna.

La vacuna de Sinovac, llamada CoronaVac, ya había causado polémica en Brasil cuando el presidente Jair Bolsonaro cuestionó en octubre su efectividad, pero más tarde dijo a los periodistas que su gobierno compraría cualquier vacuna aprobada tanto por el Ministerio de Salud como por el regulador de salud.

La noticia de la interrupción del ensayo se dio horas después de que Pfizer Inc anunciara que su vacuna candidata contra el coronavirus es efectiva en más de un 90%, lo que la convierte en una de las más prometedoras para salir pronto al mercado.

El gobierno federal de Brasil dijo el lunes que estaba en conversaciones con Pfizer para comprar su vacuna e incluirla en su programa nacional de vacunación.

En Brasil se están probando cuatro vacunas que buscan la aprobación de Anvisa, entre ellas las desarrolladas por la Universidad de Oxford/AstraZeneca y Janssen, la subsidiaria farmacéutica de Johnson & Johnson.

La vacuna de Pfizer, desarrollada en asociación con BioNTech SE, está siendo sometida a pruebas en etapa tardía que involucran a 3.100 voluntarios en los estados de Sao Paulo y Bahía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here