El gobernador Gustavo Bordet lanzó un mensaje a la población de Entre Ríos pidiendo que no se tome contacto con personas que provengan de lugares de circulación activa del Covid-19 y reiterando la necesidad de que se respeten las pautas de higiene y distanciamiento para evitar la propagación.

“Quiero pedirles a todos los ciudadanos de la provincia evitar el tomar contacto con personas que vienen de lugares donde hay circulación comunitaria del virus. Ese es el principal desafío que tenemos”, reclamó Bordet en la conferencia de prensa del sabado al mediodía, flanqueado por la vice Laura Stratta y la ministra de Salud, Sonia Velázquez.

“Acciones apresuradas o que vayan a destiempo pueden provocarnos rebrotes de los casos de contagio en la provincia y tener que volver hacia atrás, lo cual resulta una gran frustración para todos los ciudadanos”, sentenció el mandatario.

“Algo de esto es lo que ocurrió en las últimas semanas, donde hubo contagios que se produjeron en distintas ciudades de la provincia. Todos los casos fueron por contactos estrechos con personas que viajaron a Buenos Aires. En algunos casos que entraron y salieron de la provincia de Buenos Aires para comercializar productos y en otros por la visita de un familiar”, recordó.

“Tenemos circulación comunitaria en el AMBA, que está en la frontera con Entre Ríos, hemos reforzado todos los pasos fronterizos. Pero estos controles no son suficientes. Puede ingresar alguien asintomático, que no presenta síntomas de la enfermedad, y cuando llega a su ciudad de origen produce el contagio. Esto fue lo que pasó en Chajarí, en San Justo y en la ciudad de Colón”, describió.

Además, alertó que uno de los peligros pasa por mantener reuniones sociales con estas personas, violando las disposiciones nacionales y provinciales. Puso como ejemplo Colón, donde en dos días hubo 11 personas contagiadas producto de quienes “violaron la cuarentena y no acataron las normas impuestas, que no son un capricho que implementamos desde el gobierno, sino que tienden a cuidar a la sociedad. Por la irresponsabilidad de algunos pocos, hoy muchos tienen en riesgo su fuente de trabajo porque tendrán que volver a la fase 1” del aislamiento, subrayó.

“Pedimos el máximo de responsabilidad. Están autorizadas las reuniones familiares de hasta 10 personas. No las sociales, que son de otra naturaleza: convocan a personas de distintas familias y no se puede saber o determinar si han tenido contacto estrecho con gente que ha estado en lugares de circulación comunitaria. Esto es lo que ocurrió en Colón y es lo que hay que evitar que se repita en la provincia”, remarcó una vez más.

“Trabajamos fuertemente en apelar a la responsabilidad individual de cada ciudadano, a la conducta ética y cívica de cada vecino para poder cumplir con estas normas mínimas. Hemos trabajado y avanzado muchísimo. Cuidemos lo que tenemos”, resaltó.

Asimismo, dijo que le provoca “mucha desazón” tener que retroceder en las medidas de aislamiento en la zona de Colón, San José y Liebig, donde el virus entró en fase de circulación por conglomerado. El mandatario llevó tranquilidad a la gente de estas localidades, puntualizando: “Estamos trabajando con todos nuestros equipos de manera titánica para controlar la situación. Hay 120 personas aisladas. Seguiremos cuidando a la población para evitar que se llegue a la circulación activa, pero esta tarea la hacemos entre todos”.

Si el peor escenario se llega a dar, habrá “graves consecuencias” en la salud de las personas, alertó.

También mandó un mensaje a los intendentes, sobre todo a los de la oposición que en las últimas semanas fueron tomando medidas contrarias a las acciones de protección del Covid-19 y que generaron la aparición de focos, como en Chajarí y en Colón. “Invito a que en todas las ciudades trabajemos de manera armónica. Hay una autoridad rectora en el Gobierno nacional y provincial y debe ser del mismo modo en los municipales”, reclamó.

Actividad

Bordet señaló que durante tiempo transcurrido de aislamiento “hemos estado actuando y trabajando para poder ir, progresiva y paulatinamente, regularizando las actividades tanto productivas y económicas como recreativas”.

“Habíamos definido trabajar primero sobre la recuperación de la actividad económica entendiendo que era imperioso preservar las fuentes de trabajo, a nuestros pequeños y medianos comerciantes y así fue que en una primera etapa habilitamos industria y sector productivo. Hoy, en Entre Ríos, el 100% está en actividad plena. Luego habilitamos comercio y servicios. Hoy, más del 90% se encuentran activos. Quedan algunas, que tienen que ver con aglomeraciones o con reuniones de muchas personas, donde se facilita el contagio y la transmisión del virus”, dijo.

“Con las actividades recreativas tomamos criterios similares. Primero permitimos las salidas de esparcimiento individual o con el grupo familiar, en caminata, trote y luego en bicicleta. A raíz de esta medida, se pudieron habilitar deportes individuales que posibilitan el estímulo físico después de tanto encierro”, mencionó.

“Entendemos perfectamente la situación que nos plantean muchos vecinos sobre la habilitación de algunas otras actividades, tanto recreativas como comerciales. Estamos escuchando a todos. Trabajamos con protocolos y tenemos en estudio los necesarios para que sean habilitadas cuando lo permita la situación”, consignó.

Por otro lado, anticipó que se está trabajando en los protocolos para el regreso a clases, que estarán listos para “cuando llegue el momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here