This illustration provided by the European Southern Observatory in May 2020 shows the orbits of the objects in the HR 6819 triple system. The group is made up of an inner binary with one star, orbit in blue, and a newly discovered black hole, orbit in red, as well as a third star in a wider orbit, blue. The team originally believed there were only two objects, the two stars, in the system. However, as they analysed their observations, they revealed a third, previously undiscovered body in HR 6819: a black hole, the closest ever found to Earth, about 1000 light years away. The black hole is invisible, but it makes its presence known by its gravitational pull, which forces the luminous inner star into an orbit. The objects in this inner pair have roughly the same mass and circular orbits. (L. Calçada/ESO via AP)

Astrónomos descubrieron el agujero negro más cercano a la Tierra jamás visto y están sorprendidos por su estado, dado que convive armoniosamente con dos estrellas en un notable matrimonio celestial que puede terminar en una desagradable ruptura.

El agujero negro, de al menos 4,2 veces la masa del sol, está ligado gravitacionalmente a dos estrellas en un llamado sistema triple a unos 1.000 años luz de la Tierra, dijeron investigadores el miércoles.

“A la vuelta de la esquina” en términos cósmicos, sostuvo Thomas Rivinius, astrónomo del Observatorio Europeo Austral que tiene su sede en Chile y autor principal del estudio publicado en la revista Astronomy & Astrophysics. El anterior hoyo negro conocido más próximo está probablemente a una distancia tres veces mayor, unos 3.200 años luz, agregó.

El descubrimiento de este agujero negro, más cercano, ubicado en la constelación Telescopium del hemisferio celeste austral, permite suponer la existencia de otros más en la región. Los astrónomos teorizan que en la Vía Láctea existen entre 100 millones y 1.000 millones de estos objetos pequeños pero densos.

Los agujeros negros son objetos extraordinariamente densos que poseen una atracción gravitacional tan poderosa que ni siquiera la luz puede escapar de ellos. Algunos son monstruosos como el que se encuentra en el centro de nuestra galaxia a 26.000 años luz de la Tierra, que tiene cuatro millones de veces la masa del sol.

Los expertos encontraron este agujero negro debido a la órbita inusual de una estrella. El nuevo hoyo negro forma parte de lo que solía ser un conjunto de tres estrellas en un sistema llamado HR6819. Las dos estrellas supercalientes restantes no están cerca lo suficiente como para que se las engulla, pero la estrella interior tiene una órbita irregular.

Este agujero negro, detectado mediante el observatorio en Chile, está cuidando las formas y no ha destrozado a sus dos socios: estrellas de unas cinco o seis veces la masa del sol. Al menos no todavía.

Según detallan, este agujero forma un par con una de las dos estrellas, que está tan cerca como la Tierra del Sol. La otra está mucho más lejos, orbitando al par, y gira tan rápidamente que está deformada y abultada en su ecuador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here