Nogoyá.- Atento al avance de contagios en la capital provincial y en la costa del Uruguay, desde el Comité de Emergencia Sanitaria (COES) aseguran estar preparados para el caso de un brote de contagios, aunque solicitan extremar los cuidados para no llegar a tal situación.

El Dr. Francisco Rodriguez, neumonólogo y profesional a cargo de los testeos y seguimientos de casos sospechosos en el departamento Nogoyá, reconoció que el contexto actual es complicado: “es algo nuevo, si bien pasamos la pandemia de la Gripe A en 2009, nos manejamos de otra manera. Esto es algo nuevo y desconocido en cuanto al comportamiento del virus” dijo.

En cuanto al estado de situación del Hospital San Blás, principal efector del departamento, Rodriguez contó que se ha preparado en el sector de clínica médica, zonas de aislamiento para los pacientes Covid-19 positivos e igualmente para aquellos que revisten carácter sospechoso.

“En caso de que esto pase a mayores, que tengamos un aumento de casos en forma diaria y exponencial están preparadas las UCMAC para que con la integración de municipio y gobierno provincial y COES, se tengan a resguardo pacientes que deban cumplir con aislamiento con necesidad de camas” adelantó e insistió con que la información respecto al coronavirus es muy dinámica “cambian a cada rato las directivas del COES en cuanto al manejo de pacientes, ya que el virus es muy contagioso. Por eso recalcamos mucho el uso de tapabocas y distanciamiento social”.

Con respecto a las derivaciones, el neumonólogo manifestó que de las mismas está a cargo la jefa de guardia, la Dra. Aguirre, que deberá definir las mismas en caso que así sea. “Los pacientes con cuadros moderados a severos, serán trasladados al Hospital San Martín de Paraná y en caso de colapso de esa institución se encargarán de la nueva derivación acorde al cuadro de los enfermos” informó en tanto que los cuadros leves podrán manejarlos dentro del ámbito hospitalario de Nogoyá, siempre y cuando sean menores de 65 años, sin enfermedades previas como asma, diabetes o hipertensos.

Hay solo 2 respiradores

Polémico ha sido el reclamo por respiradores, prácticamente en todo el país. Sobre ello, el profesional Francisco Rodríguez confirmó que el departamento Nogoyá cuenta con dos respiradores, uno está instalado en la ambulancia del hospital y otro está dentro del nosocomio que será utilizado en caso de ser necesario hasta tanto se derive al paciente.

Para el funcionamiento de los respiradores y también en el caso de que se cuenten con mas elementos en el Hospital San Blás, “es importante contar con personal idóneo para el manejo de los mismos, sobre ello el integrante del COES aclaró que “tener muchos respiradores implica también contar con el personal idóneo para el manejo de los mismos y una infraestructura sanitaria diferente, que es imposible tenerla a corto tiempo. Con la actual infraestructura, es decir con dos respiradores podemos decir que contamos con lo necesario para la atención primaria del paciente y su posterior derivación” afirmó.

“Está el personal idóneo que está correctamente capacitado para la intubación, sabemos que un respirador mal usado representa un riesgo, por eso hemos realizado capacitaciones con profesionales de la ciudad de Victoria que explicaron al personal del hospital las maniobras correspondientes para el uso de respiradores. Si bien intubaciones se hacían prácticamente a diario en el hospital San Blas, estos nuevos métodos representan todo un aprendizaje ya que también hay que tener en cuenta las medidas sanitarias correspondientes para el caso de pacientes Covid-19”, indicó Rodriguez, e insistió en extremar las medidas de prevención para evitar el ingreso de coronavirus en el ámbito del departamento: “no estamos exentos de tener algún caso, gracias a Dios tenemos un recurso humano que está abocado a esta pandemia. Está garantizado además el stock de elementos de seguridad para el personal, hay distintos tipos, acorde a los cuadros de los pacientes. Como en todos lados tenemos equipos en haber para trabajar en un brote de casos, aunque sabemos que en caso de una transmisión masiva debemos gestionar para que lleguen más equipos de seguridad”, reconoció.

Ante la aparición de síntomas, el neumonólogo Rodríguez valoró que es importante no ocultar los síntomas. “Han estigmatizado a pacientes con cuadros sospechosos, entiendo que la gente tenga miedo, pero si no sabemos con veracidad sobre estos síntomas hasta el mismo cuerpo médico corre riesgo de contagios y ahí no solo colapsa el sistema de salud en cuanto a lo técnico, sino también en lo humano”, advirtió.

Sobre el uso de los termómetros infrarrojos

También el Dr. Francisco Rodríguez dio una explicación acerca del uso y utilidad de los termómetros infrarrojos que se utilizan sobre todo en los controles sobre rutas de la provincia y en edificios públicos.

“Los termómetros infrarrojos son de mucha utilidad en espacios extra hospitalarios, aunque dentro del nosocomio preferimos utilizar los de mercurio. Sabemos que hubo casos donde el termómetro infrarrojo muestra un nivel erróneo, si la persona viene en un automóvil calefaccionado o sale de un ambiente donde hay una temperatura superior a la temperatura ambiente, seguramente un termómetro infrarrojo arrojará un valor que en medicina llamamos “falsa temperatura”, por el antecedente y variantes de ambientes en los que estuvo el paciente”, explicó el profesional y recomienda esperar una media hora para una segunda toma de la temperatura.

“En la activación de un protocolo hace días atrás en un edificio público, una paciente ingresó al mismo con fiebre alta según el termómetro infrarrojo, pero luego de unos minutos se volvió a tomar la temperatura y esta mostraba valores normales con un termómetro mercurial, pero continuaba siendo anormal con el infrarrojo”, comentó, reforzando su apreciación sobre estos elementos de control.

Capacidad del Hospital San Blas

Con el peor de los escenarios posibles, desde el nosocomio afirmaron que podría tener 20 pacientes internados. El hospital tiene seis camas disponibles en aislamiento total y en caso de que se vea superada esa capacidad, en una segunda etapa, se pueden afectar 23 camas del sector de clínica médica.

Sumado a ello y si en una tercera etapa la situación continúa siendo crítica, también afectarían las camas del servicio de cirugía para de esta manera garantizar una plaza de 35 camas, cubriendo el peor escenario proyectado para la ciudad de Nogoyá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here