“Argentina necesita que la especulación ceda y se pongan en marchan los mecanismos productivos”, aseguró Bahl

0
285

El vicegobernador de la provincia, Adán Bahl, sostuvo que “estamos frente a una situación que existe buscar alternativas para que el impacto de la crisis no recaiga sobre las personas más vulnerables” y opinó que “más allá de que el dólar suba o baje esta semana hay un daño importante que ya está hecho”.

Ante esto, admitió: “Me resisto a pensar que lo que dice Dujovne –de que el único camino es cerrar el déficit fiscal y conseguir más financiamiento- sea la única opción. Para mí no es cierto que haya un único camino. Hoy escuchamos que se habla del dólar, del crédito, del mercado pero de lo que necesitamos volver a hablar es de producción, de agroindustria, de construcción, de infraestructura, de empleo”. “Lo que necesitamos en Argentina es que la especulación ceda y se pongan en marchan los mecanismos productivos”, afirmó. “Eso es lo que esperamos escuchar en los anuncios, con propuestas concretas que involucren a los sectores productivos. Si escuchamos palabras vinculadas a más deuda, a más ajuste y no escuchamos nada que sea un anuncio con propuestas concretas que involucren a los sectores productivos, a esto no le encuentro una salida feliz en el corto plazo”, sentenció.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (que conduce Daniel Enz junto a Oscar Londero y Marcela Pautaso) Bahl opinó que “estamos frente a una situación que existe buscar alternativas para que el impacto de la crisis no recaiga sobre las personas más vulnerables” y analizó que “la semana pasada tuvimos una corrida cambiaria muy fuerte, en dos días el peso tuvo una devaluación récord y todos estábamos pendientes del dólar: la economía, los industriales, la población, y en ese marco hemos visto que fue un poco vacilante y confusa la comunicación del gobierno y hasta que no regrese (el ministro Nicolás) Dujovne de Washington para reunirse con el Fondo Monetario no sabremos muy bien cuál es el plan que se llevará adelante en este escenario”.

Describió que en este panorama “la primera gran discusión que se ve en todos los medios en torno a las cuestiones macro que hacen al contexto de estas devaluaciones –que aparte se dieron a dos meses de otra corrida importante que se llevó puesto al presidente del Banco Central- y así algunos hablan de la pesada herencia con ánimos de desentenderse de los propios errores, otros que discuten sobre los shock externos, y otros que vemos este problema como resultado de un modelo económico que ha llevado a una mayor debilidad financiera y a menores chances de reactivación”.

El vicegobernador agregó que “más allá de que el dólar suba o baje esta semana hay un daño importante que ya está hecho” y destacó que “comenzó 2018 con un anuncio del gobierno donde prometía un crecimiento al 3 por ciento, controlando la inflación, y por el contrario lo vamos a terminar con una caída del 1,5 por ciento o más y con una inflación en torno al 40 por ciento, y eso sí o sí va a afectar el presente y el futuro de todos los argentinos”.

“En estos días Dujovne dijo que hay un solo camino que es cerrar el déficit fiscal y conseguir más financiamiento, lo que en palabras simples es más ajuste y más deuda, lo cual es un modelo que ya está probado en reiteradas oportunidades y no ha dado resultados”, cuestionó.

Ante ello, admitió: “Me resisto a pensar que lo que dice Dujovne sea la única opción. Para mí no es cierto que haya un único camino. Hoy escuchamos que se habla del dólar, del crédito, del mercado pero de lo que necesitamos volver a hablar es de producción, de agroindustria, de construcción, de infraestructura, de empleo. Lo que necesitamos en Argentina es que la especulación ceda y se pongan en marchan los mecanismos productivos”.

“Eso es lo que esperamos escuchar en los anuncios, con propuestas concretas que involucren a los sectores productivos. Si escuchamos palabras vinculadas a más deuda, a más ajuste y no escuchamos nada que sea un anuncio con propuestas concretas que involucren a los sectores productivos, a esto no le encuentro una salida feliz en el corto plazo”, sentenció.

Presupuesto 2019

Consultado respecto del futuro panorama para la elaboración del Presupuesto 2019, Bahl mencionó que “cuando elaboramos los Presupuestos tenemos en cuenta distintos indicadores macroeconómicos que el gobierno nacional anuncia, como la inflación, la perspectiva de crecimiento del PBI, la perspectiva del dólar promedio durante el año, todas variables que hoy no conocemos y por eso hay que estar muy atentos a esos números para poder elaborar el Presupuesto provincial y que eso se cumpla, por lo cual estamos en una situación de mucha incertidumbre y eso será imperioso conocerlo en los próximos días para elaborar el Presupuesto”.

Oposición y problema político

En este contexto, Bahl consideró que “es muy necesario que Macri escuche a la oposición porque esto nace como un problema político y luego se traduce a lo económico” pero “el problema es que no hemos visto en los últimos años una apertura a tener un dialogo abierto con todos los sectores de la política”.

“Acá está en juego el país, no un partido político ni un proceso de elección o reelección, y todo el mundo político debe estar predispuesto y rápido ir ante el llamado del Presidente para colaborar, aportar, hacer lo necesario y dar esa confianza que necesita transmitir el gobierno a la población, a los mercados y al exterior. Es muy difícil poder llevar tranquilidad a la población cuando se le habla solo a los mercados”, explicitó.

Ante esto, resaltó que “hoy la mayor parte de la población está pensando como pagar la boleta de luz o gas, cómo va a llenar la alcancía, y no tanto en el dólar, en los créditos y los activos financieros que son lo que los medios nacionales ponen en el centro de la discusión”.

El vicegobernador reconoció que “indudablemente esta situación tiene un impacto” sobre las finanzas públicas de la provincia “porque los ingresos no están dolarizados”. De todos modos, aclaró que “este compromiso que tomó el gobierno provincial en dólares no tiene una participación tan significativa en el producto bruto provincial o en las cuentas provinciales y por lo tanto no tendrá un impacto tan significativo”.

“Si tuviéramos totalmente endeudados en dólares deberíamos estar preocupados, pero esto a quien afecta más no es a los gobiernos sino a la gente. En Argentina el 65 por ciento de los jubilados no llega a 8.000 pesos, la mitad de la población gana menos de 12.000 pesos, la inflación está disparada y afecta el poder adquisitivo de los salarios, en el contexto actual no abunda las oportunidades de empleo. Por eso el mayor impacto es sobre el bolsillo de la gente, porque para la mayoría de las personas esta situación significa recortar en comida y en remedios”, advirtió.

Por último, mencionó que la situación del dólar “impacta inmediatamente en los remedios, en todos los servicios de salud, en el combustible; el dólar impacta en toda nuestra economía”. “Cuando uno ve un auto en la calle, dos de cada tres pesos de ese auto son dólares porque las partes se traen del exterior, en el supermercado aumenta la leche y los alimentos. Por eso digo que estamos en un situación preocupante que exige buscar alternativas que no impacten a las personas que están en situación más vulnerable”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here