El miércoles fue notorio en la capital entrerriana el mayor movimiento de vehículos y de gente tanto en la zona céntrica como en las principales arterias de la ciudad. La situación fue admitida por la Policía entrerriana, que dispuso nuevos operativos para intentar frenar la circulación de quienes no están autorizados para hacerlo, dado que hasta el 12 de abril sigue vigente el aislamiento social obligatorio por el coronavirus.

«Tomamos los recaudos para tratar que no haya tanto tránsito. Se están labrando las actas a quienes no tienen la justificación pertinente», advirtió el jefe de la Departamental de Policía de Paraná, Raúl Menescardi.

Precisó que se destinan para tales efectos «dos móviles por comisaría más personal en motos del 911».

El funcionario dio cuenta de que además, el mayor movimiento se debe a que los ciudadanos deben pagar facturas de servicios e impuestos que se vencen por estos días, además del cobro de haberes.

«Tenemos que ir modificando los lugares en que se desarrollan las tareas» porque de lo contrario la gente trata de evitar los controles expresó Menescardi a radio La Voz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here