Agmer ratificó la modalidad de trabajo no presencial hasta el 2 de julio

0

El pasado viernes 25 de junio el Plenario de Secretarias y Secretarios Generales de Agmer ratificó la modalidad de trabajo no presencial para la semana que va del 28 de junio al 2 de julio y exigió que se derogue la resolución del CGE que ordena la presencialidad y dispone faltas injustificadas.

El plenario ratificó la continuidad de las clases virtuales y exigió la derogación de la Resolución Nº 1.542, que ordena que se retome la presencialidad escolar en todos los niveles y determina la aplicación de faltas injustificadas para quienes incumplan las normativas vigentes

También demandó que se convoque a la paritaria de condiciones laborales y mandato a la comisión directiva del gremio a que se gestiones reuniones con los Directores Departamentales de Escuelas y estableció que se generen “acciones en conjunto-2 con las familias que integran las comunidades educativas.

El Plenario sesionó en memoria de los docentes que fallecieron a causa de la pandemia por Covid-19,  Claudia Galloli (docente de la Escuela N° 6 “Florentino Ameghino”, profesora de Educación Física), Hilda Marty (del departamento Concordia), de Nancy Hill (del departamento La Paz), de Betiana Luján Klug (del Colegio La Salle, departamento Paraná), de Abel Hermoso (de la EET1 de Gualeguay) y de Mimí García (docente ayunante de la Carpa Blanca).

• El documento textual

El documento se titula “El cuidado de la comunidad es la mejor herramienta para superar la pandemia” y dice:

«Nuestra sociedad transita por momentos difíciles, la pandemia viene golpeando con dureza sobre la salud de miles de compatriotas e impactando nocivamente sobre los ingresos y el poder adquisitivo. La crisis ha puesto en superficie los mejores actos de sacrificio que somos capaces de realizar para alcanzar el bienestar del prójimo, de los más necesitados y desamparados y, del mismo modo, los ejemplos más mezquinos, individualistas y especuladores.

Mientras existen sectores de la sociedad que batallan sosteniendo los merenderos, comedores populares, poniendo al servicio del Estado sus instalaciones para pacientes que deben aislarse, que garantizan la provisión de elementos de prevención en los sectores más vulnerables, que se ofrecen como voluntarios en la campaña de vacunación; otros se dedican a profundizar sus ganancias disparando los precios hacia arriba, exportando a granel en un mundo necesitado de alimentos, evadiendo de forma miserable y escondiendo las cabezas de ganado negándoselas a la mesa de las y los argentinos, o mirando las encuestas y especulando sobre cómo resolver una disputa electoral. En el medio, la vida de nuestras ciudadanas y ciudadanos, y sus angustias cotidianas.

Las últimas semanas han sido especialmente dramáticas para las trabajadoras y trabajadores de la educación de nuestra provincia. En una trama caracterizada por un paisaje hostil, transitamos entre nuestras conquistas colectivas (como fue la demanda de acelerar y tener certezas con respecto a la vacunación) a observar cómo, en estos días aciagos, han perdido la vida compañeras y compañeros cercanos a causa del Covid.

Estamos en un momento clave en donde podemos observar una salida que es posible, que es cuidada, que es protectiva gracias a la vacuna y, a la vez, afrontar el riesgo que significa tirar por la ventana esa misma posibilidad solamente por especulaciones mezquinas y electoralistas. Porque la campaña de vacunación se viene profundizando en estos días, con distintos ritmos en los departamentos, pero para el éxito de la misma es necesario un período de tiempo que permita comenzar a generar inmunidad; de lo contrario el esfuerzo habrá sido en vano.

Es necesario, por tanto, la voluntad de establecer amplios acuerdos, estamos cerca del receso escolar, con bajas temperaturas, poniendo en riesgo la salud del personal escolar y de nuestros estudiantes. Lo que demandamos es responsabilidad primaria en cuidar la vida y la salud frente a un escenario que, en conjunto, podemos superar.

Por eso rechazamos el montaje de persecuciones implementado a través de la Resolución 1542/21 del CGE. Con la misma, el Ejecutivo provincial pretende instalar un procedimiento altamente peligroso: la intimidación, apriete y castigo a quienes -legítimamente- llevan adelante el ejercicio pleno de una acción gremial resuelta colectivamente. Medida que, centralmente, es preventiva y de cuidado para docentes, estudiantes y sus familias; y que garantiza la tarea escolar trabajando desde la no presencialidad.

Una vez más, volvemos a reiterar los datos provistos por el Instituto de Investigaciones y Estadísticas de Agmer, que son elaborados a partir de índices aportados por el propio Estado Provincial y dan cuenta de un amesetamiento alto (hoy llegando a los 1.000 casos de contagio), con un sistema sanitario que continúa en sus niveles críticos de ocupación de camas y con crecimiento de la letalidad del Covid en la segunda ola.

En este contexto es muy preocupante, además, el registro de contagios que se observan en la población escolar, con el aumento de familias aisladas. ¿Vale la pena jugar con la presencialidad, amenazar a docentes cuando los mismos garantizan la tarea de enseñar y de aprender desde la virtualidad como forma de cuidar y cuidarnos?

Reconocemos y reivindicamos el compromiso y las preocupaciones de las familias que integran las comunidades educativas, que se organizan para sostener en estos tiempos dramáticos el trabajo desde la virtualidad porque entienden perfectamente la necesidad de cuidar y cuidarnos y esperan, como nosotras y nosotros, encontrarnos y abrazarnos en la escuela, ese espacio de mancomunión colectiva que expresa nuestra Educación Pública, históricamente defendida por las y los docentes organizados y organizadas. Nos convocamos a cuidarnos colectivamente y avanzar en acciones colectivas, especialmente en estos días tan duros.

Denunciamos, además, los aprietes y amenazas llevadas adelante desde algunas direcciones departamentales, instalando y reproduciendo cuestiones falaces, pretendiendo debilitar una acción gremial construida y votada por unanimidad en nuestro Congreso, que solo buscan perversamente enfrentar a las compañeras y compañeros directivos/as con las y los docentes de sus establecimientos.

Repudiamos esta actitud, y destacamos que cada acción llevada adelante por este sindicato tiene como premisa fundamental e ineludible el resguardo de nuestros derechos colectivos.

Frente a este contexto, el Plenario de Secretarias y Secretarios Generales de Agmer resuelve, unánimemente:

. Ratificar las resoluciones aprobadas en el Congreso Extraordinario de AGMER.

. Llevar adelante el trabajo no presencial, garantizando el proceso de enseñanza y aprendizaje en la semana del 28/06 al 02/07

. Exigir la inmediata derogación de la Resolución 1542/21

. Demandar la urgente convocatoria a paritarias de condiciones laborales, que es el espacio fundamental para debatir, analizar y establecer acciones que tiendan al cuidado y protección frente a esta pandemia.

. Mandatar a la CDC de Agmer a establecer reuniones con Directores/as Departamentales de Educación y funcionarios del CGE a los efectos de comunicar nuestras definiciones institucionales.

. Establecer acciones en conjunto con las familias que integran nuestras comunidades educativas.

Finalmente, llamamos a la docencia entrerriana a continuar sosteniendo las acciones definidas en el conjunto, de manera colectiva; saludamos el compromiso y acompañamiento de nuestras organizaciones docentes hermanas, con quienes compartimos el Frente Gremial del sector.

Ante la adversidad, la UNIDAD de todos y todas como bandera, ¡siempre!».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here