Agmer publicó un informe sobre las condiciones de trabajo docente en el marco del retorno a la presencialidad

0

Entre Ríos.- Desde Agmer apuntaron que en el informe se exponen los datos relevados en la encuesta realizada entre el 11 y 18 de junio de este año, por el Instituto de Investigaciones y Estadísticas del gremio, de la cual participaron docentes de los niveles de educación inicial, primaria y secundaria que se desempeñan en establecimientos estatales y privados de toda la provincia.

El cuestionario refirió a la modalidad de trabajo del primer semestre y fue respondido por un total de 2.490 docentes: 2.160 casos corresponden a cargos iniciales del escalafón y 330 a cargos de conducción directiva y no directiva.

Algunos resultados

Desde Agmer apuntan que, considerando que se planteó la bimodalidad definida para el ciclo lectivo 2021, “aparecen nuevas demandas al trabajo docente, tanto en cargos iniciales como en equipos de conducción, las cuales se derivaron del nuevo modo de alternancia para la atención de los grupos de estudiantes”. En este marco, señalan que “al momento de realización de la encuesta, el 84% de las escuelas ofrecía alternancia de grupos de estudiantes entre tiempos de presencialidad y no presencialidad” y que “tal situación está indicando que los establecimientos educativos continuaron empleando las plataformas virtuales y los diferentes recursos tecnológicos e impresos para sostener el vínculo pedagógico con sus estudiantes”.

Sobre el uso de las plataformas tecnológicas

Según los datos recogidos, un 97% de docentes que participaron del informe, continúan usando las plataformas y recursos tecnológicos e impresos durante el año 2021 para “mantener la actividad pedagógica y facilitar la comunicación con sus estudiantes y las familias, en aquellas semanas en que algunos grupos no asisten presencialmente y realizan la actividad educativa desde sus hogares”. Se resaltó, además, que “los déficits de equipamiento digital y de conectividad, ya detectados durante el año 2020, sobreexigieron y tensionaron la nueva modalidad de trabajo que se definió para la organización de las instituciones educativas”.

Se resaltó además que “la nueva modalidad requiere que un importante número de trabajadores docentes durante el año 2021 estén atendiendo en la misma semana y de modo simultáneo a los grupos de la “burbuja” que asiste de modo presencial y a los que realizan trabajos en el hogar, a estudiantes de la promoción acompañada y a quienes pertenecen a grupos de riesgo”.

En relación al uso de internet, el informe dio como resultado que “hay un alto porcentaje de respuestas que afirman que el establecimiento tiene acceso a internet, al mismo tiempo hay un 60% que señala que el mismo no posee equipamiento informático para las actividades remotas”.

El acompañamiento pedagógico

Se indicó desde AGMER que “cuando se consulta sobre las condiciones generales de salud, es significativo que un 65% de docentes que responden que perciben algún tipo de malestar, lo vinculen específicamente con la acumulación de trabajo que se produce ante la necesidad de dar respuesta a las actividades presenciales y no presenciales” y que se puede “hipotetizar además que esos malestares están atravesados por la preocupación de miles de docentes por garantizar el acompañamiento pedagógico de las trayectorias educativas de sus estudiantes”.

“Ese acompañamiento se traduce por un lado en la atención de quienes no pudieron sostener un cursado regular en el año 2020 y que se encuentran transitando procesos de promoción acompañada, y por otro la atención de las cohortes 2021 que están cursando bajo la bimodalidad, que también se vinculan de modo heterogéneo con las propuestas docentes”, se registró en el informe.

Balance

“Creemos que este informe, que parte de los datos recogidos en la encuesta, nos ha permitido registrar genuinamente lo que está ocurriendo al interior de las escuelas y con el trabajo docente para sostener las prácticas pedagógicas, aún con las limitaciones descriptas en cuanto a las condiciones materiales necesarias para continuar educando”, resaltaron desde AGMER, y agregaron que el informe “advierte sobre la necesidad de pensar lógicas organizacionales del trabajo en los establecimientos escolares que faciliten la constitución de equipos, de crear y reconfigurar nuevas figuras del quehacer docente en formato de cargos con el propósito de que no agoten los tiempos de trabajo sólo “frente a alumnos”, y de generar condiciones de infraestructura escolar y disponibilidad de tecnologías, para todo lo cual se requiere de mayor presencia presupuestaria por parte del Estado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here