Afirman que con la retenciones cobradas en cuatro ciudades, se podría vacunar con dos dosis a todos los argentinos

1

Córdoba (FADA).- Las retenciones que percibe el Estado por las exportaciones de cuatro distritos de la provincia de Córdoba, alcanzarían para adquirir las dos dosis de la Sputnik V para vacunar a todos los argentinos.

El cálculo lo hicieron técnicos de la Fundación Instituto de Investigación, de la Comisión de Enlace, y de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en un trabajo titulado «El impuesto que nos quita a todos».

Incluso, el trabajo señala que tras comprar las dos dosis de vacunas para todos, «sobrarían US$ 245 millones anuales».

La investigación tomó como referencia el monto de las retenciones cobradas durante un año a las exportaciones provenientes de cuatro departamentos cordobeses: Río Cuarto, Marcos Juárez, San Martín y Tercero Arriba.

Sólo con los US$ 1.161 millones que tributa la producción de esos cuatro departamentos es suficiente para cubrir la provisión de esas vacunas. En esa región se genera una producción anual por un valor de US$ 5.011,7 millones, y los aportes por derechos de exportación llegan a US$ 1.161 millones.

“Y además si alrededor del planteo del impuesto le agregamos el aporte de la producción, hay que pensar más allá del valor de los granos, hay que pensar en toda la economía que se moviliza detrás de eso. Por ejemplo, para el transporte de la producción de departamentos o regiones como la estudiada son necesarios más de 650.000 fletes, eso es miles de empleos. En la siembra, cuidado y cosecha hay muchísima inversión en maquinaria agrícola que a su vez da trabajo a gran cantidad de contratistas. También se invierte en fertilizantes, semillas, sanidad vegetal, con sus impactos en la cadena de producción y distribución de insumos. Entre maquinarias e insumos se generan inversiones por más de USD 1.400 millones. Así podría seguir, porque la rueda de empleo e inversiones es inmensa”, detalla Miazzo.

Del informe se desprende que 1 de cada 3 granos que se producen en Córdoba vienen de los departamentos analizados, con un valor de USD 5.011,7 millones, lo curioso es que, por el peso de los impuestos, esa producción vale menos, como lo explica Miazzo: “La lógica funciona así: los impuestos a las exportaciones hacen que la producción agrícola de estas regiones valga menos, y esto se traduce en menores ingresos para la región, menos actividad económica, menos inversiones y menos empleo. Estamos hablando de que todos los años llegan 1.161 millones de dólares menos a los cuatro departamentos analizados, que a valores de hoy son más de 100 mil millones de pesos que no generan consumo ni inversiones en los pueblos y ciudades de estos departamentos cordobeses como tampoco a otras regiones del país en la que es igualmente aplicable este caso testigo”.

“Significa dinero que se va, que no vuelve y que se podría materializar en plantas procesadoras de la materia prima, que eso generaría muchísimo empleo y desarrollo local y regional. Lamentablemente esto viene a ponerle un coto a todo esto, como así también a lo que podría ser las inversiones que se pueden realizar. No solamente en maquinarias, sino también en insumos, industria de la construcción, que eso es altamente generador de fuente de trabajo. Ese dinero podría servir para cubrir falencias como caminos rurales, comunicación, conectividad y tantas otras”, indicó Alejandro Buttiero presidente Regional Córdoba de CONINAGRO.

La presión tributaria promedio a nivel país es del 30,5%, sin embargo, la presión tributaria de la agricultura en el departamento Río Cuarto alcanza el 43,7%, en Marcos Juárez 43%, es del 42,9% en Tercero Arriba y del 41,2% en San Martín.

“Los DEX son un impuesto absolutamente injusto, por cuanto no contemplan realidades productivas, resultados productivos ni económicos, distancias a los centros de comercialización o de exportación, nada. Son un traslado real y directo de resultados desde el interior hacia los diferentes gobiernos, particularmente al nacional”, expresó Gabriel De Reademaeker, vice presidente de CRA.

Impactos-regionales-de-los-derechos-de-exportacion.-Cordoba

Generación de empleo

El estudio también sostiene que con un año de impuestos a las exportaciones de una región se podrían generar inversiones que darían trabajo a 15.700 familias.

El economista jefe de FADA, David Miazzo, explicó que para el cálculo se tomó lo percibido de retenciones a soja, maíz, trigo y maní.

«Es aplicable a otras regiones del país, es decir que las retenciones representan pérdidas millonarias para muchas de nuestras ciudades y pueblos», advirtió.

Miazzo explicó que «el impuesto a las exportaciones nos afecta a todos, una conclusión que se desprende de este informe que lo muestra en obras concretas».

«Si un año de Impuesto a las Exportaciones se quedara en las regiones, se podrían construir cuatro plantas de bioetanol, 16 productoras eléctricas de biogás, ocho molinos harineros, 48 granjas de cerdos y cuatro frigoríficos», estimó.

En el marco de múltiples comparaciones, el trabajo concluye que con lo recaudado en una región como la analizada se podría financiar también el 80% del presupuesto del Sistema Educativo de la provincia de Córdoba.

«Si lo traducimos en Salud, podrían funcionar 203 hospitales», sostuvo Miazzo.

1 Comentario

  1. Es muy lindo todo lo que se podría hacer con ese dinero, claro, si la famosa teoría del derrame fuera cierto y la riqueza no acabara concentrada en los bolsillos de unos pocos. O en sus cuentas en paraísos fiscales, que para el caso es lo mismo.

    Porque si esos impuestos no se cobraran tampoco veo muy claro cómo se traduciría ese dinero en hospitales escuelas y demás cosas que se imaginan estarían instaladas.

    Un buen ejemplo son los miles de jardines de infantes que se construyeron con el dinero ahorrado luego de que se acabara el financiamiento del Fútbol para Todos, tantos que nadie puede encontrarlos.

    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here