Advierten que más de un cuarto del precio del pan, la carne y la leche son impuestos

0

Por Gerardo Choren (NA).- Uno de cada cuatro pesos del valor del pan, la carne y la leche son impuestos, de los cuales el 75% corresponden a tributos nacionales. Así lo señaló un informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) que puntualizó que el trigo representa sólo el 13% del precio del pan: «del trigo al pan el precio se multiplica más de siete veces», graficó la entidad.

FADA puntualizó que en la última campaña de trigo, la Argentina produjo 23 millones de toneladas y se espera que este verano, como consecuencia de la sequía, se cosechen apenas 11 millones de toneladas.

En esta campaña ingresarán unos US$ 4.000 millones que el verano pasado, sobre un mercado cambiario ya complicado por las bajas reservas internacionales del Banco Central, estimó la Fundación. En consecuencia, vaticinó que se registraría una suba en el precio del trigo, pero no impactaría de lleno en el valor del pan.

«El pan termina subiendo por otros factores, más ligados a la inflación general que al trigo. Un ejemplo de ello se ha visto entre febrero y agosto de este año. En esos seis meses, el trigo subió 59%, esto quiere decir que, el pan francés no debería haber aumentado más de $16 por kilo (8%) por efecto del trigo. Sin embargo, el pan aumentó $118. Es decir, aumentó por efecto del trigo $16 y por otros factores $102», analizó el economista jefe de FADA, David Miazzo.

La entidad puntualizó que el consumidor pagó en promedio $320 el kilo de pan, de los cuales $80 corresponden a la carga tributaria. Al analizar la composición de ese importe, en el estudio se detalla que el 57% son costos, el 25% impuestos y el 18% ganancias. De los impuestos que paga la cadena, el 79% son nacionales, 19% provinciales y 2% municipales; Ganancias e IVA concentran el 70% de los impuestos pagados por el sector.

Por otra parte, según los resultados del informe los granos representan una pequeña parte del precio final de los alimentos. «Es falso decir que la leche o la carne suben porque sube el maíz, cuando el grano es el 5% del precio final del sachet de leche y el 11% de la carne vacuna que compramos. En el caso de la carne de cerdo es el 14% y 19% en la aviar. Con esto vemos que una suba en el valor del maíz incide en el precio de la carne y la leche, pero el impacto es mucho menor a los aumentos que se ven mes a mes, hay otros factores que influyen en esa suba constante, principalmente el proceso inflacionario», analizó la economista de FADA Natalia Ariño.

El peso de los impuestos en la carne y la lecha

En el caso de la carne de vaca, el 27% del precio final son los impuestos de la cadena. Del precio que paga el consumidor por el kilo de carne, la cría representa el 28%, el feedlot 25%, frigorífico 6%, carnicería el 14% y los impuestos el 27%, de acuerdo con el trabajo. La carga impositiva representa el 27% del precio, el 63% son costos de la cadena y 10% ganancias; de esos impuestos, el 76% son nacionales, 19% provinciales y el 5% municipales. El impuesto a las Ganancias y el IVA, que son los de mayor participación, en conjunto representan el 65% de los impuestos totales.

En tanto, el informe arroja que, en el precio del sachet de leche entera, el tambo representa el 32%, la industria el 31%, el comercio 11% e impuestos el 26%. «Dicho de otro modo: para el mes de la medición, en promedio el sachet tuvo un precio de $164, de los cuales $43 son impuestos», aclaró Ariño.

También se analizó la composición de los precios según los costos de producción, los impuestos y el resultado: en el caso de la leche, el 79% son costos de producción, 26% impuestos y -5% pérdida de la cadena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here