Una adolescente de 15 años mantuvo en vilo a la policía disparándole con un 22

0

Lib. San Martín- Este jueves (27 de mayo) alrededor de las 11.10 de la mañana, personal policial recibió un llamado telefónico por parte del Segundo Jefe de Comisaría Crespo, informando el ingreso de una llamada a esa dependencia dando cuenta de que un civil trasladaba desde la zona del feedlot ubicado en ruta 131, a la altura del km 31, entre Libertador San Martín y Crespo, a un menor de edad con una herida de arma de fuego, y que posiblemente la hermana lo habría herido sin intención.

Se comisionó en el lugar un móvil de Libertador y llegados al lugar la Oficial a cargo informó que una adolescente de 15 años se había ofuscado con su progenitora tras un altercado y cuando ésta cerraba la tranquera, la joven sacó una escopeta propiedad de su padre y arremetió desde la casa a tiros, impactando en su hermano. La madre salió con el niño herido a la ruta pidiendo auxilio. La jovencita decidió entonces refugiarse en la zona de campo y al ver que se acercaba el móvil policial comenzó a disparar contra la Policía.

Con refuerzos de Libertador San Martín y colaboración de personal de Crespo, se fueron escuchando las detonaciones provenientes de un campo a unos 250 metros de dónde se encuentra la vivienda de la familia, y a 50 metros del móvil policial.

Llegados los refuerzos era imperativo acercarse a la menor sin repelerla, pero ella seguía disparando. Se decidió entonces utilizar como método el agotamiento, dado que se tomó conocimiento de que estaba en posesión de una escopeta calibre .22, y tenía al menos dos cajas de cartuchos con ella.

Pasadas algunas horas comenzó a deslizarse con sentido a la ruta. Haciendo dos pasos hacia su objetivo y un disparo al personal policial, siguió avanzando. En ese momento el Grupo Especial tomó la decisión de acercarse, con sus integrantes agazapados. Al llegar casi a la ruta, divisó que la policía estaba cerca de ella y arremetió contra ellos nuevamente, provocando que tres de sus disparos impacten en el escudo protector, a una distancia de no más de 10 metros.

Ante este hecho, el personal del grupo realizó un disparo con la escopeta con posta de goma, de intimidación y hacia el suelo. Así finalmente la menor se asustó y lograron reducirla, quitándole de sus manos una escopeta calibre .22 marca Magtech, modelo 7022, con mira telescópica Shilba, con cargador para la cantidad de 10 cartuchos calibre .22. Realizado el palpado sobre las ropas de la joven, se obtuvo otro cargador de la misma arma, con 15 cartuchos.

Durante ese lapso de tiempo se mantuvo cortada la ruta de ambos manos, por los disparos permanentes que podían poner en riesgo también a los ocasionales transeúntes.

Detalles

El niño fue derivado al Sanatorio del Niño de Paraná, con un impacto de entrada en el glúteo y salida en la ingle, donde se le practicó una cirugía para descartar que tuviera algún órgano comprometido. Está fuera de peligro y estable.

La joven fue derivada a la División Minoridad y se le dio intervención al profesional idóneo y el Ministerio Pupilar. En el lugar se labraron las actuaciones de rigor a cargo de Comisaría Libertador San Martín, dándole intervención a Criminalística, sección balística, fotografía y planimetría.

Se secuestró la escopeta calibre .22, la mira telescópica, la cantidad de 25 cartuchos calibre .22, el celular de la menor que estaba tirado en la zona del campo, vainas servidas y el estuche del arma.

Trabajaron en este hecho la Policía de Crespo, Libertador y Grupo Especial de la Jefatura Departamental Diamante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here