Desde su cargo al frente del Ejecutivo Municipal de Paraná, una de las ciudades más difíciles para cualquier gobernante por el cúmulo de conflictos y atrasos en infraestructura y servicios que fue acumulando, el contador Adán Bahl comentó en una extensa entrevista con Paralelo 32 que “tenemos una agenda muy intensa” con “distintas acciones” para cumplir “los objetivos que nos planificamos al inicio de la gestión”.

Deuda renegociada

Habló de la resolución de una deuda flotante exigible a corto plazo, que representaba el 35% del presupuesto municipal alcanzando los 1.599 millones de pesos al 31 de diciembre de 2019. “Se instó a que todos los acreedores pasen por el municipio y verifiquen sus créditos; se hicieron distintos acuerdos, no se reconocieron intereses, se establecieron quitas de capital, se planificó el pago y con eso hemos ahorrado varios cientos de millones de pesos de deuda”.

Destacó que a pesar de la caída de actividades por la pandemia, en 2020 hubo un importante aumento en la recaudación genuina del municipio “que permite encarar muchas obras y servicios que la ciudad de Paraná necesita”.

Recolección de residuos

Bahl destacó un cambio de metodología en la recolección de residuos que se hace por administración. En la gestión anterior más de mil personas se dedicaban a ese servicio. “Hoy estamos juntando el 90% de la basura de Paraná con 98 personas”, dijo y subrayó la “inversión muy importante” adquiriendo casi 40 camiones y contenedores.

“Se determinó un sistema de recolección como hace Cliba, empresa de Buenos Aires, tomamos mucho del expertise que tiene esa empresa. Hubo redistribución de los circuitos y se incorporó el equipamiento. Empezamos la gestión con tres camiones para recoger la basura, en la actualidad son aproximadamente 40. Se invirtió fuertemente en nuevas compactadoras y contenedores. Hacemos recolección solamente de mañana y de tarde. La gestión anterior tuvo mucho inconveniente con el narcotráfico, que se desarrollaba a través de la recolección nocturna. Una de las primeras decisiones que tomé fue eliminar la recolección nocturna”, reseñó.

Empleo municipal en baja

En la gestión anterior de Sergio Varisco, se incorporaron 2.400 empleados al municipio. “Cuando nosotros ingresamos había aproximadamente 7.200 personas y ahora son unas 5.090”, según Bahl. “Eso tuvo un impacto económico muy grande. En los primeros meses, la relación de ingresos totales contra salarios era del 83%, hoy es 55%”. Remarcó que se lograron mejores números presupuestarios con “mucha profesionalización en la agencia de recaudación”. Se controla a los grandes contribuyentes, como entidades financieras, aseguradoras, hipermercados, para mejorar la recaudación. “Hemos incorporado muchísima tecnología, lo que permitió que las personas tengan mayor accesibilidad. A través de una ordenanza me autoexcluí para no recategorizar ni nombrar ninguna persona en mi último año de gestión. Que es cuando habitualmente, el político cae en la tentación de que si va a meter más gente, va a ganar una elección. Eso no ocurre, ni acá ni en ningún lado”, agregó.

La reducción de puestos se logró con retiros optativos, jubilaciones y baja de contratos. “Los servicios se pueden brindar con absoluta normalidad en un contexto de pandemia, aunque en algunos períodos debimos funcionar con 25% de la planta”, destacó.

Pandemia y crisis social

Sobre la gestión de la pandemia, Bahl se mostró satisfecho. “El lunes vamos a inaugurar el nuevo hospital municipal”. Dijo que “trabajando codo a codo” con el gobierno provincial “se ha hecho una fuerte inversión en Salud”. Con la crisis social que se ha expandido, la Municipalidad atiende alrededor de 16 mil personas por día, con un costo mensual de 13 millones de pesos. “A la gente más humilde, que realmente necesita y a veces le da vergüenza pedir, le ayudamos a través de los comedores, o de las iglesias y a las vecinales. Les damos alimento ‘seco’ (fideos, arroz, leche, etc.) y ‘húmedo’ (verduras, carnes). Tenemos un parque hortícola muy grande y les pedimos insumos, verduras. Tenemos dos frigoríficos, uno de cerdo y otro de vaca, que nos dan ‘retazos’”, comentó el intendente.

7 mil millones en obras

Bahl enumeró una serie de obras que se están encarando. Las mejoras enAvenida Zanni suman 770 millones de pesos, obras en los boulevares Rondeau y Racedo por casi 80 millones cada una; Crisólogo Larralde a licitar próximamente por casi 300 millones de pesos; la nueva Terminal cerca de mil millones; el centro distribuidor sur de agua, más de mil millones. La Avenida de Circunvalación va a costar aproximadamente 4 mil millones. Las obras enunciadas suman más de 7 mil millones de pesos en inversiones que realiza la Nación y a la ciudad le cuestan “cero pesos”, dijo el intendente. Subrayó la necesidad de la autovía entre Paraná y Crespo. “El tránsito se pone bastante intenso en ese tramo. Crespo sigue creciendo, Paraná también. El área metropolitana se va extendiendo, así que hay que pensar en estas vías de conectividad, que son un viejo reclamo, sobre todo del sector industrial de Crespo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here