El 81% de los bebés menores de seis meses ya están presentes en las redes sociales e Internet, según una encuesta de la empresa de seguridad informática AVG. La misma investigación revela que más de un 5% de los niños de menos de 2 años dispone de una cuenta de correo electrónico o un perfil propio en Facebook.

Unos datos alarmantes que evidencian que estamos ante una generación que está expuesta públicamente, lo quiera o no: sus padres han conformado una huella digital sin su permiso, con todo lo que ello supone. Han compartido los momentos más íntimos de su vida con los demás, sin tener en cuenta su privacidad, ni su voluntad.

Es el resultado del auge de las redes sociales en las últimas dos décadas y del crecimiento del número de sus usuarios, que hoy ya suman más de mil millones en todo el mundo. Muchas de las personas que crecieron con este boom de Internet son ahora padres y madres y ven como algo natural compartir su información y la de sus hijos en la red.

Un fenómeno que tiene hasta nombre: sharenting . El término, que viene de la combinación de sharing (compartir) y parenting (criar), significa compartir información de los hijos en Internet y es hoy una realidad tan popular que en 2016 la palabra fue agregada al diccionario británico Collins.

De hecho, los progenitores publican unas 300 fotografías de sus hijos al año, tal como indica el estudio Share With Care, realizado por Nominet y Parent Zone en 2016 a partir de entrevistas a familias británicas. El informe advierte del profundo desconocimiento que estos mismos padres tienen de los ajustes de privacidad en redes sociales, lo que se traduce en una total falta de seguridad sobre la audiencia que tiene acceso a esos contenidos; por lo cual desde CS Servicios Informáticos aconsejan que la situación requiere de un esfuerzo por parte de los padres, que deben asimilar la necesidad de un uso seguro y responsable de las redes sociales para transmitírselo así a las nuevas generaciones.

En este sentido, desde CS Servicios Informáticos buscan contribuir a concientizar tanto a niños como a adultos sobre la importancia de hacer un uso adecuado y equilibrado de las nuevas tecnologías y sobre las consecuencias de fenómenos tan negativos como el cyberbullying, el sexting, la dictadura del Like, entre otros.

En esta ocasión CS Servicios Informáticos se concentra en advertir de los peligros del sharenting, con el objetivo de que padres y tutores controlen la sobreexposición de los menores en las redes. La difusión de una fotografía o un vídeo de nuestro hijo o hija puede acarrear consecuencias negativas para el menor, ahora o en el futuro. Y es que, con semejante volumen de tráfico de información, los riesgos no dejan de multiplicarse.

Peligros del sharenting:

Robo de identidad
Los padres, aunque sin ser conscientes, cuando publican información y detalles de sus hijos en la red -como ubicación, nombre completo, edad o fotografías- están facilitando a terceros el robo de identidad.

Reputación digital
Muchos padres buscan apoyo o consejo en la red sobre temas que afectan a sus hijos, como circunstancias académicas, mala conducta o problemas de salud. Algo que estos padres hacen de forma inocente, pero que puede acarrear consecuencias negativas en la vida personal y profesional de sus hijos.

Objeto de memes
Los menores pueden convertirse en víctimas de montajes fotográficos (memes) que les ridiculizan e impactan sobre su honor y reputación. Además, pueden perjudicarles en su entorno social o en el colegio y acabar sufriendo de bullying o cyberbullying.

Depredadores sexuales
Una foto pública en Internet, puede ser reproducida indefinidamente y acabar en manos tan inapropiadas como las de un depredador sexual. Por desgracia los pederastas, bajo la apariencia de anonimato que proporciona Internet, se mueven en este medio sin fronteras para lograr sus objetivos.

Utilización para fines publicitarios
Existe el riesgo de que las empresas utilicen las imágenes o vídeos de nuestros hijos para fines publicitarios. Esto sucede, generalmente, cuando aceptamos las condiciones de privacidad y uso de los servicios sin haberlas leído previamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here