Las abuelas inmigrantes se especializaban en tentarnos durante horas con los aromas que emanaban de la cocina, en verano, en invierno y en cualquier estación. Eran expertas en olvidarse la olla al fuego, y cuando ya nuestros sentidos estaban famélicos y deseosos de probar algún bocado, la abuela aflojaba un poco y nos premiaba con una rodaja de pan bajo una cucharada de lo que se estaba gestando. Así, como para paliar la tentación y a su vez avivar el deseo de disfrutar ya de ese manjar que nos atosigaba. Sin saberlo, hacían un marketing genial, salvo cuando en la olla había coliflor, que, si se olvidaban de poner las cáscaras de naranjas al fuego, el perfume pasaba a ser tortuoso.

Cuánto se extraña hoy día a las abuelas que se olvidaban la olla al fuego. Para rememorar un poquito, va una rica receta de legumbres árabes: el Mjaddara.

Ingredientes

– 250 gramos de lentejas secas

– 30 gramos de arroz blanco o fideos municiones

– 2 cebollas picada finas

– 2 cucharadas de aceite de oliva

– 1 cucharadita de menta seca

– Sal y Pimienta a gusto

Preparación

1) Lavar y remojar las lentejas en agua fría unas 6 u 8 horas.

2) Ponerlas a fuego bajo en una olla destapada, manteniendo siempre el nivel del agua a 1 centímetro por sobre la legumbre. Cuando se ve que va bajando el líquido, agregarle siempre agua hirviendo para no cortar la cocción. Luego de un par de horas, las lentejas deberían estar tiernas.

3) Dorar la cebolla en el aceite de oliva. Agregarle el arroz o los fideos y transparentar.

4) Añadir el salteado previo a la olla de lentejas, salpimentar a gusto, agregarle la menta y continuar la cocción hasta que el arroz o la pasta estén al dente.

5) Servir caliente y disfrutar con aceitunas griegas, hojas de lechuga, pepinos o zanahorias cortados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here