Reino Unido y Francia acordaron monitorear niveles de dióxido de carbono atmosférico

0

Las agencias espaciales británica y francesa firmaron este martes un nuevo acuerdo en la COP26, la cumbre ambiental que se celebra en la ciudad escocesa de Glasgow, que cubre una misión conjunta para monitorear los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra, el principal gas de efecto invernadero responsable del cambio climático.

Paul Bate, director Ejecutivo de la Agencia Espacial británica, y Laurence Monnoyer-Smith, Director de Desarrollo Sostenible de la agencia espacial francesa, CNES, firmaron un acuerdo de implementación para la misión MicroCarb en la COP26, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático.

El Reino Unido, por su parte, proporcionará otros 5,3 millones de dólares para la misión, que se lanzará a principios de 2023, con el primer satélite europeo dedicado a medir el CO2 atmosférico de todo el mundo, el principal gas de efecto invernadero causado por la actividad humana.

Los datos de MicroCarb contribuirán a los esfuerzos globales para medir cuánto carbono emiten los procesos naturales y cuánto las actividades humanas. Esta información ayudará a fundamentar las decisiones sobre cómo abordar el cambio climático.

El instrumento y el sistema MicroCarb allanará el camino para alcanzar un servicio de carbono operativo que es una prioridad para Europa.

«MicroCarb coloca nuestro sector espacial en el corazón de una importante misión espacial europea que beneficiará los esfuerzos globales para lograr Net Zero y construir un futuro más sostenible«, dijo hoy el ministro de Ciencia británico, George Freeman.

La neutralidad de carbono o Net Zero se define como el estado de equilibrio entre la cantidad de emisiones de carbono que se emiten a la atmósfera y la cantidad que se extrae de ella.

Monnoyer-Smith sostuvo que el CNES apoya firmemente los esfuerzos de Francia para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de 2015.

«Por lo tanto, estamos muy contentos de colaborar con la Agencia Espacial del Reino Unido para desarrollar esta ambiciosa e innovadora misión que aportará valiosos conocimientos sobre dónde se emite y captura más CO2 en el planeta Tierra y cómo estos flujos evolucionarán bajo la influencia del cambio climático», afirmó.

Bate, por su parte, indicó que más de la mitad de las mediciones críticas sobre el cambio climático se basan en datos satelitales: «Tener un conocimiento más preciso de la cantidad de carbono que absorben los bosques y océanos del mundo brindará a los responsables de la formulación de políticas la información confiable que necesitan para tomar decisiones sobre cómo abordar el cambio climático».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here