Crespo.- En virtud de una visita a la firma Sagemüller, por parte de personas pertenecientes a una productora de Brasil interesada en la compra de proteínas para su venta a China, no tardó en circular una versión acerca de que se trataría de inversores asiáticos interesados en la compra de la empresa.

Todo rumor se cura con la información oficial, por lo que consultamos a su presidente, el Lic. Franz Sagemüller, quien reaccionó enérgicamente: “¡Ojalá fuera cierto!, ¡Ojalá! ¿Alguien cree todavía que hay idiotas en el mundo que invertirían un peso en la Argentina?, solo un trastornado podría hacerlo. ¿Quién en su sano juicio puede creer que alguien cometería el error de invertir en este país inviable?, donde se paga cada vez más impuestos, doble indemnización, precios máximos, un impuesto a la riqueza que no se paga en ninguna parte del mundo, y todo ese dinero va para hacer populismo barato”. Comparativamente con la doble indemnización, señaló que en China el tope indemnizatorio máximo es un año de salarios.

Sagemüller considera que la economía formal del país ya no puede sostener un populismo con 42% de pobres, donde no invierten ni los propios; un país que ya defaulteó 9 veces su deuda. “A ver si alguien se da cuenta que este país es inviable. La Argentina está implosionando, con 42% de pobres en el país que produce la proteína más barata del mundo, ¿a quién le puede interesar invertir aquí, si el dueño de Mercado Libre se mudó al Uruguay por considerar que ese es un país más razonable para vivir y trabajar”. En cuanto a las chances para exportar a China, dijo que es un camino a recorrer y se tienen que generar todas las instancias, con los organismos públicos, para cumplir con las exigencias de China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here