No es necesario tener un terreno o una extensión de tierra para poder gozar de un espacio verde en tu casa o departamento. Hoy, los balcones y las terrazas ofrecen múltiples alternativas para quienes desean tener un toque de naturaleza en el hogar.

En el balcón las plantas se colocan en contenedores o macetas, algunas pueden tener formato de cantero. Las especies que se cultivan allí necesitarán más atención que las que están en jardín, pues requieren un riego más seguido. En estos casos es importante tener en cuenta la elección de las plantas que deben ser más resistentes a los cambios climáticos. Un dato fundamental es el piso en el que se colocarán, pues el viento aumenta conforme crece la altura, al igual que la fuerza de los rayos solares. Cuando más arriba necesitarán mayor mantenimiento.

Entre las plantas que están de moda y son muy eficientes para los balcones están las suculentas. Estas son resistentes, se arreglan con el agua de la lluvia, tienen formas llamativas, vienen en diferentes verdes y hasta hay algunas que tienen flores. Otra opción para los espacios urbanos son los arbustos, las lavandas y las aromáticas que se pueden cultivar en mini huertas pues son especies que no necesitan tanto riego. Además, son muy útiles a la hora de cocinar, siempre es bueno tener variedad de éstas a mano.

En cuanto a cuidados, hay que elegir macetas que no sean muy pesadas ni que se recalienten fácilmente porque ese calor afecta directamente a la planta. Para armar adecuadamente la maceta y su contenido, hay que colocar primero una base de piedras que ayude a drenar. La leka es ideal para quienes se olvidan de regar pues retiene la humedad, entonces la planta puede recurrir a esa agua. Luego hay que poner un sustrato liviano que incluya diferentes componentes, como perlitas, resaca y humus de lombriz. Tratar de evitar la tierra común, pues se compacta.

Tanto en balcones como en terraza, para diseñarlos lo mejor es enfocarse en alguna temática o idea. Puede ser un color, un estilo o una especie de plantas, como las suculentas. Así, se las puede agrupar por coloración y encontrar un estilo que rija a todo el espacio. Para aportar color y darle un toque llamativo podemos recurrir a otros elementos como intervenir las macetas que se pueden pintar con acrílico, revestir con venecitas y más.

En las terrazas es posible ponerles pasto, pero para esto primero hay que hacer un estudio sobre la aislación para que luego las filtraciones no estropeen la estructura arquitectónica. También se pueden cubrir superficies con decks, armar caminos con piedras y hasta colocar un mini living bajo un gazebo. Con esto se forma ya un ambiente extra en la casa.

Para terminar, en ambos espacios, siempre que haya lugar, se pueden incluir asientos cómodos y toques en la iluminación para generar distintas atmósferas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here