Las infecciones por COVID-19 superan los 300 millones en todo el mundo

0

A dos años de haber iniciado la pandemia, en todo el planeta se supera la cifra de 300 millones de infectados por el virus descubierto en China. La variante ómicrón ha acelerado el proceso estos días por su fácil expansión.

El número de infecciones globales por COVID ha superado la cifra de 300 millones en todo el mundo. Se tardó un año en llegar a los primeros 100 millones de infectados y menos de un año después se ha duplicado la progresión.

El mundo lidia estos días con la variante ómicron, considerada por los expertos como altamente contagiosa.

Personal médico y pacientes en Londres se han visto muy afectados por la variante ómicron, lo que provocó que el gobierno desplegara a 200 miembros del ejército, incluidos 40 médicos, en los hospitales de la ciudad de la capital británica.

Los contagios masivos por la ómicron son por ahora la principal preocupación para la OMS porque los brotes masivos han generado presiones en los sistemas sanitarios de los países.

El director general de la organización con sede en Ginebra, Tedros Gebreyesus, dijo que con las herramientas científicas disponibles por ahora la OMS apela a que se haga un distribución equitativa entre los países y las regiones para ver el final de la pandemia.

“La inequidad en las vacunas y la inequidad en la salud en general fueron mis mayores fracasos del año pasado, mientras algunos países han tenido suficiente equipo de protección personal, pruebas y vacunas para almacenar durante esta pandemia, muchos otros países no tienen suficientes para satisfacer las necesidades básicas o cumplir metas modestas”, dijo el director Gebreyesus, de OMS.

En Estados Unidos el gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice, dijo el jueves que la variante ómicron lo está impulsando a buscar la autorización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para proporcionar una cuarta dosis de la vacuna contra el covid a las personas en su estado que tienen 50 años o más.

Para la OMS la nueva variante de coronavirus detectada recientemente en Francia, la IHU, no es motivo de preocupación en este momento.

Los científicos de la IHU Mediterranee Infection Foundation en Marsella descubrieron la nueva variante B.1.640.2, en diciembre, en 12 pacientes que vivían cerca de Marsella, y el primer paciente dio positivo después de viajar a la nación centroafricana de Camerún.

Los investigadores dijeron que han identificado 46 mutaciones en la nueva variante, a la que denominaron «IHU» en honor al instituto, que podrían hacerla más resistente a las vacunas y más infecciosa que el coronavirus original.

El equipo francés reveló los hallazgos de un estudio en la publicación en línea de ciencias de la salud medRxiv, que publica estudios que no han sido revisados por pares ni publicados en una revista académica.

Abdi Mahmud, gerente de incidentes de COVID-19 de la OMS, dijo a los periodistas en Ginebra a principios de esta semana que, si bien la variante IHU está «en nuestro radar», permanece confinada en Marsella y no ha sido etiquetada como una «variante de preocupación» por la agencia de salud de la ONU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here