Mario Lange nació en Strobel-Diamante y acerca su arte a escuelas de todo el país. Su espíritu solidario forjado por las vivencias de una infancia tranquila aunque privada de muchas cosas, le dejaron grandes enseñanzas en su vida que lo movilizan a acercar el arte a muchos rincones del país.

Conocer a Mario Lange es emocionante, por su sensibilidad y su don de gente. Demuestra que se puede salir de la pobreza extrema a costa de sacrificios, con perseverancia y por sobre todo pasión por lo que se elige. Reflejo de su generosidad, plasmó el pasado viernes 19 de abril en Racedo el mural número 1.188 que pintó junto a los alumnos de primaria, con quienes además realizó distintas actividades. Posteriormente, con la colaboración de los alumnos del nivel secundario, pintó el mural número 1.189.

Su obra reconocida en el mundo, la comparte y disfruta con la simpleza y calidez de quienes encuentran en cada lugar un espacio para crear, dejando plasmado su sello. Grupo Motta participó de la propuesta, donando la pintura para el mural del exterior del jardín; mural que por años estará ahí visible, siendo una permanente invitación a soñar, crear y aprender de este artista entrerriano que va dejando su marca en la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here