El Reino Unido fija por ley el nuevo objetivo de reducir las emisiones en un 78% para 2035

0

Mientras que los países integrantes de la Unión Europea llegaron a un acuerdo climático preliminar este miércoles, que pretende que el bloque alcance la neutralidad de emisiones de dióxido de carbono para 2050; donde en esencia los 27 estados miembros y el Parlamento Europeo acordaron nuevos objetivos para reducir sus emisiones. “Nuestro compromiso político de convertirnos en el primer continente de neutralidad climática para 2050 es ahora también un compromiso legal. La ley climática pone a la UE en una senda verde durante una generación”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por su parte, ya fuera del bloque de la Unión Europea, el Gobierno del Reino Unido establecerá por ley el objetivo más ambicioso del mundo en materia de cambio climático para reducir las emisiones en un 78% para 2035 en comparación con los niveles de 1990, según ha anunciado ayer (martes 20 de abril).

Esta política ubica al Reino Unido en una posición de liderazgo previo a ser anfitrión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) a finales de este año en la ciudad de Glasgow. A través de su presidencia de la COP26, el Reino Unido está instando a los países y empresas de todo el mundo a unirse en la consecución de cero emisiones netas en todo el mundo a mediados de siglo con el fin de mantener un calentamiento de 1,5 grados.

Este nuevo objetivo sigue la recomendación del Comité Independiente de Cambio Climático del Reino Unido y lleva al Reino Unido a más de tres cuartas partes del camino para alcanzar el cero neto en 2050. Por primera vez, este presupuesto de carbono incorporará la participación del Reino Unido en las emisiones de la aviación y el transporte marítimo internacionales.

El anuncio se produjo antes de que el primer ministro Boris Johnson, participe en la sesión de apertura de la Cumbre de Líderes de Estados Unidos sobre Cambio Climático mañana jueves, donde instará a los países a aumentar sus objetivos para abordar el cambio climático y a unirse al Reino Unido en el establecimiento de metas exigentes con el fin de reducir las emisiones y alinearse con el cero neto en 2030.

Mientras que el compromiso de la UE con el objetivo intermedio de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990; busca exponer el compromiso de los 27 estados miembros en posicionarse con objetivos claros ante la presión de las crecientes pruebas del cambio climático y de un electorado con más conciencia ecológica, aunque el Parlamento Europeo aspiraba a una meta mayor del 60%.

Después de la salida durante la administración Trump, Estados Unidos ha regresado al Acuerdo Climático de París de 2015 con el gobierno de Biden; quien al asumir la presidencia en enero comenzó a revertir las políticas del gobierno anterior, con gran acogida de parte de la comunidad internacional. Cabe recordar que Estados Unidos es el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero por detrás de China, se está preparando para anunciar su nuevo objetivo de reducción de emisiones para 2030.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here