El campo realizará un paro de cuatro días en rechazo al aumento de las retenciones a la soja. La medida fue anunciada por los integrantes de la Mesa de Enlace. Será entre las 00hs de este lunes y las 24hs del jueves de la semana que viene, cuatro días en los que habrá un cese de comercialización de granos y hacienda.

La Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos cuestiona duramente los cambios en el sistema de las retenciones

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) ya había manifestado este mediodía su postura de ir a una medida de fuerza y esta tarde se sumaron la Sociedad Rural, Federación Agraria y Coninagro, las otras entidades del campo que integran la Mesa de Enlace, que coordina a la dirigencia ruralista.

Esta mañana, CRA emitió un comunicado en el cuál expresaron:

Una vez más los productores agropecuarios de todo el país, nos vemos empujados a tomar medidas en defensa de la condición más dignificante del alma y del hombre como tal, nuestro trabajo.

Pasan los tiempos, cambian los actores, las situaciones, la dialéctica (si era soberanía, seguridad alimentaria o solidaridad); pero la respuesta de los gobernantes sigue siendo la misma, frente a su incapacidad de solucionar los temas estructurales, y se repite en nuestra historia como si obedeciese a leyes naturales. Retenciones, derechos de exportación, en definitiva, más impuestos.

Si es por urgencia, por conveniencia, por ideología o por falta de idoneidad; en Argentina lo urgente se vuelve constante, los problemas de fondo nunca se solucionan, solo se emparchan y se ensayan paliativos que en el mejor de los casos tienen una cuestionable eficacia.

Es muy difícil de entender la impunidad de los gobiernos frente a sus malas decisiones; para un productor, un empresario pyme, un trabajador, que ponen en juego constantemente no solo su capital, sino también su tiempo, su esfuerzo; con la esperanza de mejorar y mejorar a su entorno, que si se equivoca responde con ese capital (que no es solo dinero, sino también tiempo y esfuerzo).

En el 2008 el interior productivo de la Argentina dijo «Basta», frente a los derechos de exportación móviles (Retenciones) que planteaban en ese momento una alícuota del 41%. Para igualar lo que el productor agrícola va a recibir en mano por su tonelada de soja hoy 12 años después, fruto de la combinación de un derecho de exportación de 33% y un tipo de cambio desacoplado del real, las retenciones del 2008 hubieran necesitado llegar al 66,7%. Esto marca a las claras la frágil situación a la que se expone al sector más productivo, más competitivo, más federal y que genera empleo genuino en Argentina.

«Señores las, habilidades se potencian, no se lastran».

Recetas como la segmentación anunciada, de difícil aplicación en tiempo y forma para lograr eficientemente su objetivo (porque entre otras cosas no toma en cuenta algo primordial como la distancia a los puertos); que generan un dudoso sistema de transparencia, por su debilidad a la discrecionalidad y los «Peajes» (Todavía tenemos fresco el recuerdo de la ONCCA y Etchegaray).

Esto solo generará una menor producción que veremos reflejada en la próxima campaña con una disminución de la intensión de siembra y una clara reducción en el paquete tecnológico a invertir, fruto del menor resultado económico disminuyendo los recursos disponibles para afrontar la misma.

Dicen que la experiencia es solo experiencia cuando se aprende de ella. En el pasado reciente retenciones, derechos de exportación, distorsiones en los mercados llevaron a la menor intención de siembra de trigo en 100 años, caída brusca en las exportaciones del complejo agroindustrial, generalización del monocultivo.

Cuando se eliminaron los derechos de exportación, los productores respondimos con una cosecha record, al año siguiente recibimos una sequía histórica y volvimos a sembrar y respondimos con otra cosecha record demostrando no solo resiliencia, sino también nuestra capacidad e idoneidad en aquello que sabemos hacer, que es producir.

Señores, si las medidas tomadas son empujadas por un espíritu recaudatorio tengan en cuenta que es «un juego de suma cero» en el corto plazo.

Si son empujadas por un espíritu ideológico entonces… Nos veremos en las rutas.

El Gobierno confirmó que aumentará de 30 a 33% las retenciones a la soja

Movilizados

Los dirigentes con la decisión adoptada demuestran una señal de “unidad” y responden el pedido que habían realizado las bases de productores de profundizar la protesta gremial. Dichas bases que hoy se volvieron a movilizar, con un importante tractorazo que llegó a la zona de circunvalación de la ciudad capital de Córdoba. Una protesta organizada por los Autoconvocados de Altos Fierro y que contó con la adhesión de la Mesa de Enlace provincial.

Por otro lado, la dirigencia agropecuaria había sido cuestionada por el rol que tuvo en la reunión del pasado con el titular de la cartera agropecuaria, donde se anunció el nuevo esquema de retenciones. Los productores autoconvocados del norte de la provincia de Buenos Aires, dijeron que a la Mesa de Enlace “le faltó mayor firmeza al negociar con el gobierno, y que no se había interpretado lo que se resolvió en las diferentes asambleas de productores».

Desde diciembre pasado, el campo viene manifestando su malestar por las decisiones del gobierno nacional de aumentar la presión impositiva, en un escenario de caída de los precios internacionales y falta de precipitaciones en las principales zonas productivas. Pero además, en diferentes asambleas y movilizaciones que se realizaron en los últimos tiempos, se escuchó el reclamo hacia el Estado y la clase política para que se baje el gasto.

Los dirigentes y productores explicaron que el sector agropecuario siempre demostró solidaridad con el país. El aporte por retenciones y otros impuestos superó los 100 mil millones de dólares entre 2002 y 2019. Y alertaron que ese dinero no se utilizó para resolver los serios problemas económicos y sociales de la Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here