Capital Federal (Argentina).- A partir de mañana y durante toda la semana que viene, el cobro de jubilaciones y otras prestaciones en las sucursales bancarias se hará bajo un cronograma estricto según la terminación del número de DNI. La medida, una reacción frente al caos que se vivió hoy en los bancos, terminará de definirse en las próximas horas, en una reunión que encabezará el Presidente, en la residencia de Olivos.

La propuesta se la presentó el director de Anses, Alejandro Vanoli , al presidente del Banco Central, Miguel Pesce . Los dos funcionarios, máximos responsables del operativo de reapertura de los bancos de hoy, están reunidos para pulir los detalles técnicos, en la sede de la autoridad monetaria. Después irán juntos hacia Olivos, donde los recibirán Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero , y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

La idea es que los jubilados que todavía no cobraron el haber de marzo y los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), los dos grupos mayoritarios en el desorden de esta mañana, solo puedan asistir a las sucursales bancarias un día determinado, según el último número de su documento. Ese ordenamiento ya regía hoy para los beneficiarios del IFE. De las 2.400.000 personas que deben cobrar los 10.000 pesos hasta el miércoles, solo 800.000 estaban habilitadas para hacerlo hoy. Pero no existía ningún tipo de turno para los jubilados.

El ordenamiento por número se mantendrá para los pagos del mes de abril, mientras se insistirá en difundir los medios alternativos para la percepción de los haberes. En las próximas horas todos los jubilados recibirán, por correo electrónico y mensaje de texto, un instructivo en el que se informará fecha de pago y recomendaciones para evitar el retiro de dinero en efectivo en las sucursales bancarias.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here