Esta vez les presentamos una comida apta para todos los públicos. Un salteado rápido y sabroso que hará que se chupen los dedos.

Paso 1

En primera instancia vamos a saborizar nuestro pollo cortado en cubos agregando 2 cucharadas de miel, 2 cucharadas de salsa de soja, una pizca de sal y un chorro de jugo de limón.

Dejamos reposar unos minutos y salteamos en el wok bien caliente con unas gotas de aceite de oliva.

Salteamos bien hasta asegurarnos que el pollo este bien cocido.

Paso 2

Una vez que el pollo esta listo, vamos a saltear verduras en el mismo wok. La idea es no lavar el wok asi levantamos el sabor del pollo.

Agregamos zanahorias, morrones y cebolla morada, todo cortado finamente.

Salpimentamos y cocinamos por 5 minutos a fuego fuerte moviendo constantemente.

Finalizamos con unos hongos y portobellos enteros para aportar mucho sabor, y el toque final será unas girgolas (*) para darle la textura final.

(*) Hongos que se destacan por su calidad gastronómica y propiedades nutricionales

Paso 3

Una vez que salteamos bien las verduras incorporamos de nuevo el pollo cocido. Calentamos todo y servimos

Paso 4

El toque final se lo vamos a dar con una semillas de sésamo por arriba para terminar esta genial preparación.

Dejar respuesta