A criterio del Tribunal no se ha demostrado que haya participado otra persona en el crimen de la joven, pero sí existen pruebas para responsabilizar a Pavón por encubrimiento agravado. “La prueba es abrumadora” dijeron los jueces respecto al extenso análisis que realizaron respecto a los últimos momentos de la vida de Micaela.

En los argumentos expuestos en la mañana de hoy, el Tribunal expresó que se acreditó “el abuso sexual y el homicidio” en manos de Sebastián Wagner y asimismo descartaron la responsabilidad de Pavón. El condenado fue juzgado por homicidio triplemente agravado: “por alevosía, por femicidio y criminis causa”. La Justicia lo condenó a prisión perpetua a ser cumplida en el Penal en el que se encuentra actualmente.

Durante la lectura del veredicto, enumeraron una extensa lista de contradicciones de Wagner durante sus declaraciones: “que no recuerda si fue él o fue otro el que ahorcó a Micaela; luego dijo que fue Pavón con una soga, luego olvidó ese detalle y que fue él quien quiso reanimar a Micaela haciéndole respiración boca a boca”,

En otro pasaje, el Tribunal expuso que “Wagner secuestró, violó y mató a Micaela” y que muchas de “sus declaraciones son contradictorias, inverosímiles” y que “rozan lo absurdo”.

Respecto a la personalidad del condenado, se manifestó que sus antecedentes fueron tenidos en cuenta aunque no se lo juzgó por hechos ya juzgados y resaltaron que su contextura física podía permitirle reducir solo a una mujer.

En cuanto a Otero, el hijastro de Wagner, dictaron su absolución por no haber ningún elemento probatorio en su contra. por lo que cesa inmediatamente su prisión domiciliaria y recupera su libertad.

Respecto a Néstor Pavón, “el tribunal no tiene dudas que la materialidad de los hechos estuvieron a cargo de Wagner, pero se probó que Pavón lo ayudó a fugarse de Gualeguay, acompañándolo para ser trasladado a Buenos Aires y dándole dinero”.

Expresaron que Pavón incurrió “en hechos graves y que entorpeció la investigación”. El encubrimiento agravado prevé una pena de 1 a 6 años de prisión. Finalmente el Tribunal resolvió condenar a cinco años de prisión efectiva.

 

(Fuente: El Día de Gualeguaychú)

Dejar respuesta